FRASCO MAGICO

Es indudable que la educadora italiana María Montessori se convirtió en una eminencia en la educación de nuestros hijos. Dedicó su vida a la pedagogía, dejando como legado muchos métodos que facilitan la crianza de los niños.

Hoy te presentamos una importante técnica enemiga de las pataletas: “El frasco de la calma”

¿Qué es?

Un simple frasco plástico lleno de brillantina y agua que ayudará al niño a salir de su rabia o estrés para enfocarse en la tranquilidad que le provocará este simple elemento.

¿Qué se necesita?

- 1 frasco de plástico transparente con tapa

- 1 o 2 cucharadas de pegamento con brillantina

- 3 o 4 cucharaditas de brillantina (puedes elegir cualquier color)

- 1 gota de colorante para comida

- Shampoo infantil transparente

- Agua caliente

- Pistola de silicona

Pasos a seguir:

- Mezcla todos los ingredientes dentro del tarro dejando un dedo de aire para que el contenido se mueva al momento de agitar.

- Cuando la mezcla esté lista, pega la tapa con la pistola de silicona y deja que el niño se sienta seducido por esta técnica casera que tendrá un importante papel para tu hijo.

47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo