A TRANSPIRAR CON PILATES!

Muchos piensan que con Pilates no se transpira, que es una técnica relajada, lenta. Pero sabías que el Pilates auténtico, el que creó el propio Joseph Pilates, fue porque él tenía varios problemas de salud y él quería ser un boxeador y un artista circense? Aquí va la historia para que te adentres en el método y, si decides hacer Pilates, busques un lugar donde te hagan transpirar, donde trabajes con ritmo, donde cada ejercicio sea meditación en movimiento.

Quién fue Joseph Pilates?

Joseph Hubertus Pilates fue un alemán que nació en el año 1880. Su sueño era ser boxeador y artista circense, pero nació con distintos males: asma, raquitismo, artritis reumatoide, e incluso muchas veces necesito de una silla de ruedas. Sin embargo, sus ganas por sentirse bien lo llevaron a estudiar hasta crear un método que logró que a sus 14 años ya posara como modelo para dibujos de anatomía. Sus primeros conocimientos los sacó de artes marciales y de la gimnasia, para después adentrarse en deportes como el boxeo y esquí.

Fue contratado por un circo y también, por Scotland Yard para enseñar defensa personal a los detectives. Sin embargo, es tomado preso durante la Primera Guerra Mundial en Inglaterra. Esto lo ayudó a consolidar aún más su método. Empezó a ayudar a los heridos de guerra con los ejercicios de suelo y comenzó a crear los primeros ejercicios con resortes, usando los que soportaban el colchón en las camas. La rehabilitación era tan buena que hasta los soldados comenzaron a entrenar con él. En 1918, viene una epidemia de gripe en Inglaterra que mata a miles de personas, sin embargo, en el campo de prisioneros donde se encontraba Joseph Pilates, no muere ninguno de los que estaba siendo entrenados por él. Aquí el método Pilates, que en ese entonces era llamado “Contrología”, empieza a hacerse famoso.

Vuelve a Alemania después de la Primera Guerra Mundial y trabaja como preparador físico, imparte clases de defensa personal en el Departamento de Policía de Hamburgo y bailarines y atletas se acercan a él para adquirir sus conocimientos. Hasta que el boxeador más importante de Alemania, Max Schmelling le pide entrenar con él y le pide viajar con él a Nueva York. Joseph Pilates acepta, pero le exige que le ponga un estudio de entrenamiento en esa ciudad. En el barco que cruza a América conoce a Clara, su compañera por varios años, y quien le ayuda a desarrollar y mejorar aún más el método.

Ya en Nueva York, los bailarines más famosos como Martha Graham y George Balanchine, comienzan a entrenar con él y mandan al estudio de Joseph Pilates a todos sus bailarines. Uno de ellos fue la bailarina Romana Kryzanowska quien tenía una lesión en el tobillo y Pilates le ayudó a rehabilitar. Se enamoró del método y fue a ella a quien Joseph Pilates dejó todo su legado (yo soy una privilegiada de la vida, ya que tuve la suerte de estudiar con ella, verla trabajar, enseñar y tomar sus clases).

Joseph Pilates muere en 1967 a sus 87 años

Un genio lleno de vida: Se dice que Joseph Pilates tenía un ojo de vidrio. Cada mañana se duchaba en agua fría y entrenaba todos los días. Incluso en los días de crudo invierno neoyorquino, él salía a trotar. Su primera máquina fue bautizada como “Bednazium”, ya que sacaba los resortes que soportaban el colchón para rehabilitar a los soldados en sus mismas camas. Esta máquina luego pasó a llamarse “Cadillac”. Otro dato de sus máquinas, es la creación de una que se llama Pedi Pull o Pedi Pole, la que fue creada para un cantante de ópera que necesita expandir su pecho y así cantar mejor. En el estudio de Joseph Pilates siempre se celebraba con champaña.

Por qué se le llama Pilates: El método fue creado con el nombre de “Contrología”, ya que para Joseph Pilates era el “arte del control”. Sin embargo, con el tiempo todos empezaron a decir: “Let’s go to Pilates…” (vamos donde Pilates) y quedó con su apellido de nombre.

MUJER HIT

Keka Lamarca

@kekalamarca

Socia y directora Estudio de pilates @theplacechile

Instructora de Pilates certificada en NY por Romana's Pilates con más de 15 años de experiencia