ALIMENTACIÓN Y ENTRENAMIENTO: LOS NO DE LA RUTINA DEPORTIVA

Antes de empezar, partamos de la base: una dieta equilibrada es la clave para un organismo sano. Dicho esto, pasemos al siguiente escalón: ejercitarse tres veces mínimo por semana te ayudará a mantenerte en forma y en un peso saludable. Ok, entonces ¿Por qué es tan difícil? Llevar un estilo saludable puede sonar fácil, pero se trata de un sinfín de decisiones en cada segundo de tu día que pondrán a prueba tu voluntad y disciplina. Entre más informada estés, elegirás mejor y estarás un paso más adelante de cualquier antojo y ganas de saltarse el entrenamiento.

Esta vez quise averiguar más sobre los alimentos que perjudican la rutina deportiva, ya sea porque afectan el rendimiento o porque echan todo nuestro esfuerzo por la borda. Hay unos que me pude imaginar que iban a encabezar la lista y otros me sorprendieron por su efecto en la actividad física. Una vez más me doy cuenta de lo importante que es estar informado y consciente de lo que uno come, porque hay miles de mitos dando vueltas que generan confusión y ansiedad.

Te invito a conocer la selección que hice:

  • La traicionera azúcar: ay si, la que nos vuelve débiles, la que nos tortura en formas, colores y las más diversas texturas: el azúcar. No se trata de demonizarla, porque tu cuerpo la necesita, pero su fuente de origen va a ser crucial si buscas resultados de tu rutina de ejercicios. La azúcar refinada te va a llevar a una montaña rusa de emociones y adrenalina, pero después, cuando te bajes, te quedarás con una sensación de infarto que pronto además se te olvidará, queriendo subir de nuevo. Es adictiva (no por nada algunos científicos han llegado a afirmar que su efecto es similar al de la cocaína en el cerebro), pero antes de salir con la antorcha de fuego a quemar todo lo azucarado, aprende a incorporarla de manera más equilibrada a tu dieta, dejando ese pedacito de torta para una vez a la semana y buscando suplir esas ganas con el dulzor de la fruta. No es mito que el exceso de azúcar se transforma y se almacena luego como grasa, por lo que es el máximo enemigo en la búsqueda de un cuerpo más tonificado.

Bonus track: ¿Bebidas energéticas o isotónicas? A menos que corras un triatlón o un maratón definitivamente no, porque tienen azúcar y muchos minerales que le darán un trabajo pesado a tus riñones.

  • Café: ¿Por qué el café está en esta lista? Porque en exceso te traerá problemas en términos del descanso que necesita tu cuerpo cuando intentas llevar una dieta saludable y estás entrenando. Si tomamos mucho café, probablemente destinaremos menos horas para dormir o nuestro sueño será ligero, lo que provocará que te falte energía para cumplir con todas las exigencias del día siguiente. Si te falta pila, probablemente tu cuerpo te pedirá alimentos más calóricos y ricos en azúcar para compensar el cansancio y tratar de echar a andar la “máquina”. Modera su consumo y úsalo para tu beneficio.

  • Barras de proteína y barritas de cereal: uff…entramos en territorio delicado, lo sé. Para muchas las barritas de cereal han sido la salvación de muchos snacks de media mañana y media tarde. Primero, no todas las barritas de cereal son malas, lo clave está en sus ingredientes y cómo nos los presentan. Hay unas que son una bomba de azúcar y calorías, pero porque pueden ser para personas que hacen trekking y que, por lo general, dado el poco espacio en sus mochilas y el gasto energético, llevan una barrita reponedora siempre con ellos. Por otra parte, están las que prometen tener menos de 100 calorías, ser bajas en grasas y azúcares, todo esto con un gran sabor “¿Y por qué no entonces”? seguro están pensando. En mi experiencia, estas barritas no me han llevado a ningún lado, porque si no tienen azúcar, por lo general son altas en sodio, o tienen muchos colorantes, aceites procesados y demasiados ingredientes para ser tan “light”. Recomiendo en ese caso mejor hacerlas en la casa. Hay miles de recetas y alternativas en internet que son mucho mejor para tu salud y entrenamiento.

Ahora, las barras de proteína y los batidos pre y post rutina, a menos que estés haciendo trabajo de pesas, no te las recomiendo, porque su objetivo es complementar un entrenamiento intensivo de la fibra muscular. Por sí solas, no desarrollan músculo.

  • Alcohol: parecerá obvio, pero el consumo de alcohol y el entrenamiento es una relación tormentosa. Un vaso de cerveza o una copa de vino no te traerá complicaciones, pero el consumo en exceso perjudicará tu desempeño deportivo. Pasa que el alcohol tiene un efecto depresor en el organismo y es diurético, lo que puede provocar deshidratación e incluso fatiga muscular. El alcohol además contiene mucha azúcar, la que, al no ser necesaria para el organismo, se acumulará en forma de grasa y entorpecerá nuestros avances.

No es fácil, pero una vez que uno entiende que en nuestras manos está alimentarnos en forma saludable, empezamos a ser más conscientes de nuestras decisiones diarias. Para mí, el entrenamiento fue la puerta de entrada a modificar mis hábitos, porque para rendir bien y obtener los resultados que buscaba, tenía que trabajar con los nutrientes y vitaminas adecuadas. Estas no vienen en suplementos mágicos, están en las ferias, supermercados y en cada esquina: la que decide eres tú.

MUJER HIT

Ale Krebs

@fit.fiu

175 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo