POR QUÉ DEBERÍAS HABER PRESTADO ATENCIÓN EN CLASES DE QUÍMICA: ANTIOXIDANTES PARA TU PIEL

Electrones, pH, hidrofílico, lipofílico… si ya te va a a estallar la cabeza o estás a punto de quedarte dormida respira hondo y sigue leyendo, está no es la típica clase de química… esta es la parte entretenida (aunque no creas que exista esa parte) y voy a explicarlo con peras y manzanas, o tal vez sólo manzanas.

Partamos por lo básico, ya sabemos que el sol daña nuestra piel. Para generar ese daño tiene que ocurrir ciertas reacciones químicas, estas reacciones se clasifican como reacciones de oxidación. Aquí podría hablarles de los electrones, pero mejor les explico con manzanas: has dejado alguna vez una manzana cortada en tu cocina? El color café que toma corresponde al resultado de múltiples reacciones de oxidación, no se ve como algo que queramos que ocurra en nuestra piel, no?

Por otro lado nuestra piel tiene defensas naturales contra estas reacciones, éstos son los antioxidantes, algo así como el ying del ying y el yang o el lado NO oscuro de la fuerza en Star Wars, entienden el punto, no?. El problema es que para evitar que nuestra piel se oxide los antioxidantes deben sacrificarse y oxidarse ellos, por lo tanto, nuestras reservas naturales de antioxidantes van disminuyendo… mucho!! Con tan solo 30 a 45 minutos de exposición al sol nuestras reservas de vitamina C, el antioxidante más importante presente en nuestra piel, disminuye en un 80%!

http://breakingbad.wikia.com/wiki/J._P._Wynne_High_School

Ahora, creo que, aunque hayan dormido o mirado por la ventana durante todas las clases de química de su vida, ya habrán concluido que necesitamos reponer las reservas naturales de antioxidantes en nuestra piel! Y qué mejor manera que hacerlo directamente en nuestra piel (una dieta rica en antioxidantes tiene muchos beneficios para la salud, pero no aumenta los niveles de antioxidantes en la piel de manera considerable).

Productos cosméticos con antioxidantes hay muchos, pero sólo algunos logran el efecto antioxidante. A qué me refiero con esto? Que algunos tienen concentraciones tan bajas que no logran reponer las reservas, otros se fabrican a un pH en el cual el antioxidante no es estable entonces se oxida en el envase o incluso podrían oxidarse en el proceso de fabricación si el vehículo (la base en que está hecho el producto) no es el adecuado.

Considerando todo lo anterior y los hechos sobre fotoenvejecimiento que mencioné en el post anterior (Reti…qué?), recomiendo el uso de antioxidantes como parte de la rutina diaria para cuidar nuestra piel, por la evidencia científica disponible y porque su uso combinado produce sinergia (el efecto de ambos juntos es mayor a la suma de los efectos por separado) prefiero una combinación de Vitamina C y Vitamina E, además la primera es hidrosoluble (en términos simples se encarga de las estructuras hídricas de la piel) y la segunda es liposoluble (trabaja en las estructuras lipídicas de la piel). Además, es recomendable dejar tu antioxidante en un lugar frío para que dure más tiempo sin oxidarse (así como una mitad de manzana no se pondrá tan café si la guardas en el refrigerador)

Espero que hayan disfrutado el post! Para más información visiten mi Instagram!

Saludos!

MUJER HIT

Dra. Francisca Errázuriz

@dra_ferrazuriz

157 vistas0 comentarios