ARRUGAS, BOTOX Y MUCHOS MITOS

Para empezar con este post quiero explicarles algunos aspectos generales de las arrugas, no voy a hablarles de la definición médica de una arruga, porque creo (estoy segura en realidad) que saben perfectamente qué es una arruga.

Pero qué diferencia una arruga en nuestra cara de una arruga en una sábana? En nuestro rostro hay múltiples factores que influyen en la formación de una arruga: factores internos (laxitud de los tejidos blandos, reabsorción ósea, hiperactividad muscular) y factores externos (fuerza de gravedad, radiación ultravioleta).

Además, en una sábana las arrugas podrían formarse en cualquier lugar y en cualquier dirección, mientras que en nuestra cara hay factores anatómicos que van a determinar la apariencia de las arrugas que se forman, por ejemplo: las arrugas de la frente son horizontales porque el músculo que hay en esa zona se contrae de manera que forma arrugas en ese sentido.

A pesar de que las arrugas del rostro se ven muy parecidas (variando en profundidad principalmente), tienen causas muy diversas y según esto se clasifican en distintos tipos de arrugas. Por ejemplo, las arrugas por expresión: arrugas que se forman por la contracción de músculos, las principales son las de la frente, entrecejo y “patas de gallo”, con el tiempo y si los músculos son muy fuertes, éstas arrugas podrían marcarse incluso cuando no se está realizando la expresión. Arrugas por aumento en la laxitud de tejidos: al caer ciertas estructuras de la cara se forman surcos, por ejemplo, el surco nasogeniano (que va entre la nariz y las esquinas de los labios) o las líneas de marioneta, arrugas por la posición en que dormimos, arrugas por exposición solar, arrugas, arrugas y más arrugas…

Hoy les hablaré de las arrugas por signos de expresión, su tratamiento y los múltiples mitos que circulan en torno a estos temas.

Primero hay que entender que si bien hay tratamientos que pueden tener efectos mínimos en este tipo de arrugas, el único tratamiento que va a atenuarlas o hacer que desaparezcan (normalmente no uso este término con muchos tratamientos, pero en este caso y para ciertas pacientes, si) es la aplicación de toxina botulínica, mejor dicho la inyección de toxina botulínica ya que no existen en el mercado cremas con botox (a pesar de lo que lean en las etiquetas) el único producto que tendría un efecto similar se encuentra aún en fases de estudio y todavía no ha sido aprobado por la FDA.

Como muchos tratamientos de medicina estética la toxina botulínica (más conocida como Botox, aunque este es el nombre comercial de una marca de toxina) está rodeada de mitos, aclaremos algunos:

  1. 1) “Si uso Botox y después dejo de usarlo se me va a caer la cara”, aunque no lo crean estas son las palabras exactas que he escuchado de más de una paciente. Si bien el botox entrega una relajación temporal (aproximadamente 6 meses) de los músculos en que se inyecta, el resultado en el músculo una vez que se pasa el efecto es que este retornara lentamente a la actividad que tenía antes. Incluso hay estudios que demuestran que luego de 3 tratamientos de botox las arrugas del entrecejo siguen sin formarse aun cuando no se repita una cuarta aplicación. Además, no haría un tratamiento que a mis clientes se les fuera a “caer” la cara a los 6 meses si no vuelven…

  2. 2) “No se puede usar botox antes de los 30 años” en toda la práctica estética las edades de inicio de tratamiento son muy variables, por ejemplo, pacientes que han estado muy expuestas a las radiaciones UV podrían requerir tratamientos antes. Con las líneas de expresión es lo mismo, existen pacientes que gesticulan mucho y tienen masas musculares más desarrolladas, por lo tanto, sus líneas de expresión pueden estar marcadas mucho antes de los 30. Más que una edad ideal lo que le comunico a mis pacientes es que los resultados serán más satisfactorios y naturales si el Botox se aplica antes de que la arruga este muy marcada, en ese sentido tiene un rol preventivo.

  3. 3) “El botox hará que mi cara se vea congelada y sin expresión” el objetivo de la aplicación de botox es que el rostro se vea relajado y descansado, el estereotipo de la “cara de velocidad” que algunos tienen en la mente viene del uso de grandes cantidades de botox y/o una mala técnica, como muchos tratamientos en medicina estética el resultado final depende del arte y ciencia del doctor que lo realice. Personalmente uso bajas dosis, sólo técnicas aprobadas por la FDA e incluso trabajo haciendo un control a los 15 días para evaluar la satisfacción del paciente.

  4. 4) “El botox se acumulará en mi cuerpo de manera tóxica” si bien el efecto del botox dura aproximadamente 6 meses, el Botox no está presente en el cuerpo durante todo ese período, pero su efecto sí. El efecto consiste en que se “rompe” una proteína necesaria para la contracción del músculo y el efecto dura hasta que el cuerpo es capaz de sintetizar esa proteína nuevamente.

Algunos tratamientos que NO impedirán que tus músculos formen arrugas en tu frente o entrecejo.

(https://www.siobeauty.com/blogs/news/frown-lines -https://www.youtube.com/watch?v=Jupz_L54Jug)

Espero que este post haya sido informativo y si bien no me gusta decirle a mis pacientes que TIENEN que hacer algo (excepto el uso de factor de protección solar porque previene el cáncer de piel), la idea es que tomen sus decisiones con información correcta.

MUJER HIT

Dra. Francisca Errázuriz

Medicina PUC

@dra_ferrazuriz

escribenos@mefe.cl

www.mefe.cl