BELLO DESIERTO

Místico, precioso y entretenido son los adjetivos que describen a un pequeño lugar en el mundo ubicado a poco más de una hora de la ciudad de Calama, llamado San Pedro de Atacama.

Este pueblo es un oasis en el desierto, lleno de vida, colores y cultura atacameña, la cual se encuentra impregnada en la arquitectura y en cada rincón de esta mini cuidad.

Lejano a la lluvia y con un clima privilegiado, San Pedro también ofrece una excelente gastronomía, alojamiento para todos los bolsillos e innumerables panoramas outdoors.

Los atractivos del lugar lo sitúan como uno de los destinos más visitados de Chile por miles de extranjeros que llegan en cualquier época del año.

Entre los innumerables HITs encontramos el emblemático Valle de la Luna, ubicado a 15 minutos del pueblo; ideal para conocerlo en la tarde justo antes de la apuesta de sol. Estar ahí es como entrar en un cuadro de Monet.

Las lagunas escondidas, que están a 45 kms de San Pedro, son pozones de color turquesa con un majestuoso salar como contraste que muestra en pleno su imponente belleza.

Las Termas de Puritama, las Lagunas Altiplánicas, el Pucará de Qitor, la Garganta del Diablo, los Geysers del Tatio, entre otros. Develan por qué este punto en el desierto de Atacama es uno de los favoritos en el mundo para vivir la experiencia del Altiplano.

28 vistas0 comentarios