CALOR, PERO NO MUCHO

Hemos tenido días más cálidos y uno inmediatamente se anima a usar toda la ropa veraniega, ¿si o no? No sé ustedes, pero yo me canso de muchas capas y ropa pesada y cuando el sol aparece un poquito ya quiero andar mostrando piel. El problema es que en las mañanas y en la tardecita se siente un poco de frío todavía. Además, quien trabaja en oficina tiene que convivir con el aire acondicionado. ¿Cómo vestirse en estos días de “calor, pero no mucho”?

SEGUIMOS CON LAS CAPAS, PERO MÁS LIVIANAS

Una buena opción es trabajar con superposiciones de prendas livianas. Una polera de algodón bien delgado o seda + cárdigan y/o chaqueta también liviana. Se puede sumar un pañuelo de seda o pashmina, cambiar la chaqueta por una sin mangas, mezclar como quieras. Muy importante acordarse que la primera capa tiene que ser algo que te sientas cómoda si sacas lo de arriba. Esta superposición de prendas delgadas protege del frío sin generar volumen y nos deja con la sensación de que ya no es invierno.

MOSTRAR UN POCO DE PIEL

Dejar un pedacito de piel a muestra ayuda con el calor, y también a que nos sintamos más femeninas. Elige una parte del cuerpo para destapar y con esto poder alivianar el look, sin sentir tanto frío cuando llegue el viento. Puede ser un escote más abierto con la opción de taparlo con un pañuelo cuando sientas frío, o el antebrazo, usando una manga ¾ o doblando una manga larga, piernas con un largo midi o mini + medias traslucidas si eres más friolenta.

ZAPATOS MÁS PESADOS

¿Sabías que, si nuestros pies están protegidos, podemos andar menos abrigadas sin sentir tanto frío? Disfruta tus ropas más veraniegas mezclándolas con zapatos más cerrados. Las zapatillas, los oxford y los botines son grandes amigos en este clima “más o menos”. Como estos zapatos son más invernales, ideal combinarlos con ropa más corta, para equilibrar visualmente y acercar el look al verano.

EQUILIBRIO TERMICO Y VISUAL

Cuando el clima es “más o menos”, la ropa puede acompañar mezclando elementos más livianos con más pesados. Podemos ejercitar nuestra creatividad fashion jugando con superposiciones interesantes y juntando la ropa full veraniega con algo más invernal. Prueba combinar prendas muy livianas (de seda, lino, cortas, fluidas, claras, estampados delicados) con prendas más pesadas (de cuero, lana, cashmere, denim) y coordinar con accesorios también más pesados, que ayudan a equilibrar. Te aseguro una pinta muy, muy estilosa. Atrévete!

MUJER HIT

Mariana Pattaro

Brasileña viviendo en Chile.

Consultora de Estilo con foco en autoestima, trabajando por una relación más fácil, inteligente y humana con nuestro cuerpo, closet y espejo.

@consultoria_de_estilo

@mpgconsultoriadeestilo

www.consultoriadeestilo.com

mariana@consultoriadeestilo.com

Tags:

92 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo