CÓMO COMBATIR LA ANSIEDAD POR COMER

El estrés, el exceso de trabajo, la mala alimentación, el desorden con los horarios de sueño, dietas desequilibradas y la falta de ejercicios, son uno de los factores que acaban generando ansiedad por la comida.

Para corregir esta conducta, debes realizar algunos cambios en tu vida diaria, como estar consciente de lo que comes, organizar mejor tus horarios para las comidas, para el sueño, para el trabajo, para hacer ejercicios y para las distracciones.

A continuación, algunos tips para evitar esas ganas locas de comer cuando no tienes hambre.

1. Toma mucha agua durante el día: ¿No te ha pasado que has terminado de comer, aun estás llena, sin embargo, tienes esa ganas locas de picar algo? La manera más sencilla de comprobar si es hambre real o solamente sed es bebiendo un vaso con agua. Si es hambre desaparecerá, solo se trataba de un problema de deshidratación.

Te recomiendo llevar contigo una botella con agua y recargarla hasta haber tomado por lo menos 2 litros o lo que tu cuerpo te pida, verás que te sentirás más hidratada, tendrás mas vitalidad, energía y notarás que tendrás menos apetito a todas horas.

2. Cinco comidas al día: Si no le das alimento a tu organismo durante un periodo largo de tiempo (mas de 3 a 4 horas), tu cuerpo empieza a ahorrar energía y esto hace que acumules grasa para aguantar y rendir durante las horas que no va a recibir alimento. Por eso es importante que te ordenes con tu alimentación, comer 5 veces al día de buena calidad, te ayudará a llegar con menos hambre a la siguiente comida y así no consumirás mas cantidad de la adecuada.

3. Come verduras: Las verduras tienen muy pocas calorías, te mantienen llena porque poseen un alto contenido en fibra, las puedes incluir en cualquier comida y momentos del día, son realmente saludables.

4. Come Proteínas: Las proteínas te mantiene llena por bastante tiempo, ayuda a proteger nuestros músculos y nuestro metabolismo, es vital porque controla los bajones de ansiedad.

5. Come carbohidratos: Nunca elimines los carbohidratos, es la fuente principal de energía que le da a tu cuerpo, colaboran en el aumento de la cantidad de serotonina (sustancia química responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo), es por eso que cuando dejas los carbohidratos empiezas a estar de mal humor, no tienes energía y es ahí donde empieza la ansiedad.

6. Date tiempo para comer: Come sin prisa, relajada y sentada en un mesa, de esa manera harás mejor la digestión.

Ten un balance en tu vida, lleva un estilo saludable y natural en tu día a día pero si te provoca algo grasoso, hazlo, no te prives, es importante para no tener esos ataques de ansiedad y recuerda, escucha tu a cuerpo.

MUJER HIT

Lyanee Casana

@lycasana

131 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo