DECORAR CON PLÁSTICO RECICLADO: ENTREVISTA CON JAVIERA BADILLA

¿Cómo transformar los residuos plásticos en objetos hechos para durar años y que sigan teniendo valor para las personas? Esa fue la pregunta que Javiera Badilla se hizo cuando era estudiante del Magíster de Innovación y Diseño de la UAU. En vez de demonizar el plástico, apostaron por el diseño como herramienta, para demostrar lo valioso que pueden ser lo residuos cuando se es consciente del uso que le damos. Es así como nace Plastic LUP, un emprendimiento donde reciclan las tapas de botellas para crear una fibra resistente con la que puedes fabricar objetos artesanales, como canastos, pantallas de lámparas y sillas, extendiendo así la vida útil del plástico. Una gran idea o no?

Además hacen talleres para que aprendas a crear tu propio canasto con esta linda fibra, y el próximo 20 de noviembre lo harán en nuestra casa HIT.

1. CUÉNTANOS SOBRE TI

Soy Ingeniera Comercial con Magíster de Innovación y Diseño UAI, es aquí mismo donde nació la idea de LUP, desde mi proyecto de tesis de la Universidad. También soy Profesora de Hatha Yoga, amante de la Escalada y de todo lo que acompaña este deporte, la naturaleza, el acampar, el compañerismo. Me encanta viajar, pasar tiempo con mi familia y mis amigos. El Cajón del Maipo es uno de mis lugares favoritos en Santiago, trato de ir lo más seguido a la casa de mis papás a disfrutar de las maravillas que entrega este hermoso lugar.

2. ¿CÓMO SE TE OCURRIÓ ESTA IDEA Y CÓMO FUERON SUS INICIOS?

Como dije antes LUP nace el año 2014 como proyecto de tesis del Magíster de Innovación y Diseño en la Universidad Adolfo Ibáñez, en una búsqueda por abordar el problema de los residuos plásticos en el planeta. El plástico es un material capaz de durar más de 150 años hasta degradarse, pero el uso que normalmente le damos no aprovecha su durabilidad como algo positivo, y eso se ha convertido en un problema.

Entonces, para aprovechar la durabilidad del plástico como un beneficio, nos dimos cuenta que debíamos extender su vida útil y funcional para las personas, lo que significaba cambiar la forma en que pensábamos al plástico. La pregunta que nos hicimos fue ¿cómo transformar los residuos plásticos en objetos hechos para durar años y que sigan teniendo valor para las personas? Y apostamos por el diseño como herramienta de trabajo, para demostrar lo valiosos que son los residuos cuando somos más conscientes del uso que les damos.

Así, comenzamos a observar el tipo de objetos o productos que como personas valoramos y cuidamos más, y nos fuimos encontrando con objetos, muebles y otras cosas que tenían un valor más allá de lo funcional, que habían pasado de una casa a otra o se habían heredado y ya tenían décadas dentro de una misma familia; entonces entendimos que como consumidores somos capaces de identificarnos con cierto tipo de objetos y prolongar su uso de forma casi indefinida, incluso atesorándolos.

Con eso en mente, comenzó un proceso de experimentación para descubrir cómo llevar el plástico a este tipo de objetos, que logran tener un vínculo más fuerte con las personas. Y así, llegamos al mundo artesanal y a la manufactura, específicamente a la fabricación en mimbre, donde cada producto tiene una historia, una tradición y una técnica, lo que entrega un relato en torno al objeto que es muy potente.

Gracias a esto comenzamos a procesar los residuos plásticos para transformarlos en una fibra flexible de plástico reciclado, que luego servía para la fabricación de objetos utilizando técnicas artesanales. Desde ahí hemos podido seguir explorando y descubrir nuevos usos para la misma fibra, pero siempre desde el trabajo con personas y graficando el proceso que está detrás de esto.

3. ¿POR QUÉ TU IDEA ES UN HIT?

Cada día las personas son más conscientes de sus decisiones de compra, de realizar compras responsables preocupándose por el origen de los productos que consumen, de como fueron elaborados y al mismo tiempo son capaces de valorar y reconocer la fabricación artesanal.

Pero las empresas también tenemos que cambiar la forma en que enfrentamos el consumo y que hayan cada vez más empresas que reconozcan esa necesidad, dando alternativas a los consumidores de marcas sustentables. Con LUP queremos cambiar el paradigma de la economía lineal, fortaleciendo el vinculo de los consumidores con los productos, mediante objetos hechos a mano y el reciclaje.

4. ¿CUÁL ES TU PRODUCTO ESTRELLA?

Definitivamente la Fibra LUP, la cual es una nueva materia prima creada a partir desechos plásticos, alargando así la vida útil de este material. El plástico es un material capaz de durar más de 150 años, sin embargo ,muchas veces solo lo utilizamos una fracción de este tiempo. Actualmente trabajamos con Fibra LUP n°2 (HDPE reciclado) y Fibra LUP n°4 (LDPE reciclado).

Con esto creamos diferentes colecciones de objetos junto a artesanos, creadores y colaboradores. Actualmente contamos con una colección de Cestería (canastos), una de Taburetes (pisos/muebles) y la última de Pantallas de lámparas.

5. ¿QUÉ ES LO QUE TE INSPIRA?

Hacer un cambio de mentalidad en cuanto al valor que tienen las cosas, ya que todo lo que consumimos a diario tiene un montón de procesos y recursos, en los cuales trabajaron personas igual que nosotros y gracias a ellos podemos tener esos objetos en nuestras manos. El trabajar de la mano con los artesanos es algo que me inspira, su forma de trabajar, sus tiempos, sus conocimientos y su oficio; usamos la lógica que la forma de consumo tiene que adaptarse a ellos, más que ellos a la forma de consumo. Por otro lado, el conocer a sus familias, su entorno y pasar tiempo con ellos me deja feliz, y por sobre todo saber de ellos mismos que les gusta lo que estamos realizando en conjunto, es muy enriquecedor.

6. ¿DÓNDE TE PODEMOS ENCONTRAR?

Todos nuestros productos, fibra LUP y talleres los pueden encontrar en www.plasticlup.com, y en nuestro Instagram. Estaremos también en Encuentro Local el 24 y 25 de noviembre en If Blanco.

35 vistas0 comentarios