ENTRE LAS DIETAS DEL MOMENTO, ¿CUÁL ELEGIR?

En nutrición holística creemos que, para obtener resultados, más que dietas necesitamos cambiar hábitos. Tampoco pensamos que hay que bajar de peso para estar saludables. De hecho, lo vemos totalmente al revés “Voy a alimentarme bien para estar saludable y probablemente eso me va a llevar a bajar de peso”.

Sin embargo, entendemos que cuando empieza el verano, la tentación de empezar una dieta es grande. Se busca bajar de peso rápidamente y las dietas se transforman en una alternativa válida. Es por esto, que antes de elegir cuál queremos hacer, debemos hacerlo de manera informada y responsable.

Antes de empezar a repasar las dietas más comunes, es importante dejar algunas cosas claras. No es sano para el cuerpo bajar muy rápidamente de peso y en gran parte, eso explica el fracaso de las dietas en el largo plazo. Cuando bajas muy abruptamente, tu cuerpo saca la energía de tus músculos y eso te hace bajar. Pero, a la vez, empeoras tu metabolismo (el cual depende en gran parte de tu porcentaje masa muscular que se vio disminuido por esa dieta) y luego tiene el efecto rebote. Como regla general, cuando hagas dieta, ponte como meta bajar 0.5 kilos por semana en promedio (hay semanas en que se baja más que otras) y combínala con ejercicio. Así no estarás dañando tu cuerpo ni reduciendo tu masa muscular.

Ahora veamos algunas de las dietas más comunes

PALEO

Hay distintos tipos de paleo y distintos niveles. A grandes rasgos, lo que plantea es comer como nuestros antepasados del paleolítico (de ahí el nombre). Es alta en proteínas como carne, pollo, huevos. No incluye lácteos, legumbres ni granos.

Beneficios

  • Excluye azúcar y productos procesados lo que para la nutrición holística es muy bueno.

  • Usa alimentos en su mayoría integrales.

  • Es atractiva para los hombres por el alto contenido de proteínas

Contras

  • El exceso de proteínas puede aumentar el trabajo de los riñones y con el tiempo dañar tu cuerpo.

  • Puede constipar.

  • Excluye nutrientes como legumbres, granos y leche que pueden ser positivos para tu salud (ojalá incluir legumbres).

AYUNO VOLUNTARIO O FASTING

Existen muchas versiones, puede ser ayunar por algunos días, ayunar por 16 horas (incluida la noche) etc. Se basa en que el ser humano necesita períodos de ayuno para reparar y descansar el organismo. De una manera simple, comer todo el día es como tener un auto acelerado todo el tiempo. Probablemente se va a echar a perder más rápido. La versión 5:2 plantea 5 días a la semana comer lo que quieras y 2 días “ayunar” comiendo 500 calorías aprox.

Beneficios

  • Ayuda a tu vida social (no ayunas en los días que tienes algún evento) y puedes comer de todo en los 5 días.

  • Nace con el objetivo de aumentar la longevidad por lo tanto mejora niveles de presión de la sangre, insulina y colesterol entre otros.

Contras

  • Es un estilo de vida más que una dieta, por lo tanto, lo difícil es mantenerse en el largo plazo.

DIETA SIN AZUCAR

También existen versiones, pero para realmente para “quitar la adicción” se requiere cortar TODAS las fuentes de azúcar al menos por un tiempo. Esto significa, no azúcar procesada (dulces, chocolates, galletas etc), no lácteos (lactosa), no frutas altas en azúcar ni alcohol.

Beneficios

  • Si está bien hecha y por un periodo no menor a 8 semanas efectivamente limpia el cuerpo de la adicción y cuando terminas ya no necesitas el azúcar como antes (de hecho, las cosas te van a parecer DEMASIADO dulces).

  • Aumenta la energía del cuerpo (no necesita solucionar los disparos y bajones de insulina que le damos cada vez que comemos azúcar)

  • Disminuye el riesgo de diabetes y otras enfermedades.

Contras

  • Está bien si lo que quieres es realmente sacar el azúcar de tu cerebro y cuerpo. Si la reemplazas por endulzantes artificiales, tu cuerpo va a seguir siendo adicto (nada más adictivo que la coca cola light) y todos los riesgos asociados al azúcar pueden incluso aumentar. El remedio sería peor que le “enfermedad”.

DIETA CETOGÉNICA O KETO DIETA

Es la gran dieta en estos momentos y porque plantea todo lo contrario hasta lo que se conocía hasta ahora; come muchas grasas y proteínas y disminuye los carbohidratos (entre ellos los vegetales). Hace unos años esto hubiese sido una locura, pero hoy se ven muchos casos exitosos con esta dieta. El principio biológico es que la mayoría de las células prefieren usar como energía el azúcar de los carbohidratos. En su ausencia, el cuerpo empieza a descomponer la grasa almacenada, proceso que se denomina cetosis.

Beneficios

  • Efectivamente ayuda a bajar de peso especialmente cuando este parece estancado (pruebas cosas y la pesa parece no moverse)

Contra

  • Muy restrictiva especialmente con verduras. Pierdes nutrientes valioso en tu dieta y se hace difícil de seguir.

  • Muy alta en grasas lo que puede subir el colesterol

  • Alta en proteínas lo que puede dañar el riñón.

Aquí vimos algunas dietas con sus particularidades. Mi consejo, si quieres hacerlas, es que sea sólo por un periodo de tiempo y busca que no afecten tu salud ni estado de ánimo. En el largo plazo, buscar cambiar hábitos y no “soluciones parche” que terminan en rebotes.

Existen 3 tipos de peso, el que tienes hoy, el que te hace sentir bien y el de las revistas. Creo que lo más sano es buscar el segundo y dejar el tercero para las películas porque seguirlo sólo te va a traer problemas y frustraciones. Quiérete mucho, cuida tu cuerpo y mantente saludable y lo demás va a llegar por añadidura. Aprovecha este cambio de año para construir buenos hábitos que te lleven a una vida más saludable y llena de energía para que, esto que estamos hablando hoy, no vuelva a ser un tema.

MUJER HIT

Magdalena Lustig

Consultora Nutrición Saludable

Nature Care Collage, Sydney

@magdalena.lustig

56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo