DISEÑO & HISTORIA

Entre mis últimos proyectos destaca un anillo de compromiso que diseñé a partir de una joya de familia que lleva una larga tradición familiar en su ADN. Un prendedor precioso, que pasó de generación en generación y que hoy representa una nueva alianza.

Trabajar con un objeto que ya tiene historia y ser capaz de incorporarlo en un nuevo diseño es muy desafiante, intentando poner al día el objeto con los tiempos actuales, para así lograr un resultado más moderno. Sin embargo, mi intención es siempre mantener el alma de la pieza original, porque esto sin duda genera una sensación especial para el cliente, permitiéndole valorar cada detalle de la nueva pieza que es mezcla de joya y recuerdo.

Muchas veces invito a los clientes a trabajar con piezas antiguas, por lo general ocupando el oro, refinando y partiendo de cero. Pero creo que la propuesta puede ir mucho más allá de eso. Lo importante es que las joyas se ocupen, que se incorpore su uso en el día a día, que sean parte de uno o una extensión de lo que queremos representar o significar. Rescato enormemente los casos particulares en que se tiene que desarmar un trabajo fino, donde uno es capaz de valorar cada detalle hecho a mano en ellos y que muchas veces se intentan mantener en ciertos aspectos.

Mi misión es resaltar las características más interesantes de la pieza original cuando es factible. En el caso particular de este proyecto de anillo de compromiso, era importante destacar cada piedra preciosa para que lucieran en su máxima expresión y para eso cuidadosamente definiendo el engaste correcto y el contorno más adecuado.

Otro caso de rediseño que hice el año pasado fue el de una argolla de matrimonio, la cual ocupé como estructura para crear un nuevo anillo. Mantuve la textura de óxido que se generó al trabajar con ella y se incorporaron distintos cintillos para acompañarla. Con distintas altura y espesores, se transformó en un “stacking ring” fijo con uno extra para ocupar completo o por separado. Todo esto distintos tonos de oro de 18K; amarillo y rosado. Y gracias al diseño, el recuerdo de la dueña original se tradujo a una joya moderna para ocupar de aquí en adelante. Esta es una preciosa manera de recordar a algún ser querido, ya que incluso se mantuvo el grabado del nombre en su interior.

Es por esto que, con este post, invito y motivo a todas quienes tienen un recuerdo de familia o joyas que se encuentran guardadas o en el olvido, a que las rescatemos y las transformemos en una nueva expresión de joyería, historia y detalles.

MUJER HIT

Victoria Briones

Contacto VB

INST: @victoriabrionesjoyeria

MAIL: vb@victoriabriones.com

WSP: +569 9 8869625

WEB: www.victoriabriones.com

80 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo