DON´T WORRY, BE HAPPY

Desde que el hombre pisó la tierra por primera vez hasta nuestros días, la felicidad siempre ha sido el motor de nuestras motivaciones. Históricamente la felicidad jamás había estado en una posición tan centralizada como lo es en la actualidad, pero sin embargo, los índices de salud mental indican que no estamos buscando en el lugar correcto lo que nos hace felices y que por el contrario, esta fiebre de felicidad podría ser una trampa muy peligrosa.