EL PESO QUE NO VEMOS

Y ahora, ¿Cuántos kilos te faltan para sentirte conforme contigo misma?

Constantemente nos quejamos de nuestro peso, de que queremos estar más delgadas y buscamos miles de métodos para lograrlo.

Sin embargo, puede que pases por alto otros pesos que llevas a tus espaldas, que pasan desapercibidos porque estas acostumbrada a llevarlos.

Uno de ellos lo creas cuando te haces dependiente a lo material, cada vez comienzas a acumular más y más cosas y para moverte, el bolso donde guardas tus cosas se te va haciendo más pesado, pero te niegas a sacar algunas de él. Por otro lado, comienzas a desear otras más y entras a un círculo vicioso donde pareciera que el tener algo nuevo es la única solución a tu insatisfacción de colecciones materiales.

El otro peso, es uno muchísimo más pesado, pero al no ser físico pasa desapercibido en tu vida. Este peso lo formas cuando te guardas las palabras que no pudiste decir en el minuto, o cuando te pasas “películas” que nunca pasaron, basándote en supuestos que no son reales, dándole vueltas e importancia a un asunto que no existe, desgastándote.

Una manera de entenderlo es cuando entras muy abrigada a un lugar muy caluroso, y por pereza o por pensar que te irás pronto, decides dejarte el abrigo que llevas puesto. La temperatura comienza a sentirse cada vez más, pero ese pensamiento de que ya te irás te hace aguantar un “ratito más” ese calor que viene subiendo.

Solo una vez que comienzas a decir lo que tienes atrapado en la garganta, te empiezas a refrescar y sentir más liviana, como cuando te vas sacando ese inmenso abrigo que llevabas sobre ti. Después incluso te llegas a cuestionar ¿Cómo te permitiste estar tan abrigada teniendo tanto calor?

Esa sensación de que el aire está demasiado pesado y caluroso también lo puedes crear cuando tienes una preocupación y, en lugar de tomar riendas en el asunto, lo sobre piensas y lo agrandas. E incluso lo puedes llegar a formar cuando dejas las cosas a medias hacer… el sentido de deber empieza a pesar cada vez más.

Asique si te sientes demasiado cargada, cuestiónate si realmente ese peso es por tu cuerpo, por ser una coleccionista de cosas o es un asunto más profundo.

Aprendamos a distinguir, ya que de ser un peso que no puedes ver necesitarás bastante más trabajo sacarlo de tu espalda, pero solo al hacerlo estarás en paz contigo misma.

Hazle espacio a las nuevas motivaciones, buenos pensamientos y a las grandes personas que quieren entrar a tu vida, porque ellas no lo podrán hacer en un bolso con sobrepeso.

MUJER HIT

Laura Giuliano Correa

Instagram

84 vistas0 comentarios