EL PODER DE LA SIESTA

Durante mucho tiempo echarse una siesta ha sido considerado como un hábito de personas perezosas y poco productivo. Por lo que algunos amantes de ella, han decidido dejar de hacerlo por culpa. Hoy vamos a desmitificar éste hábito y vamos a convertirlo en algo que todos queramos hacer.