LA ELECCIÓN DEL CUADRO IDEAL

Tuve la oportunidad de ser invitada a dos subastas de cuadros, nunca había ido a una subasta propiamente tal, pero debo decir que fue la mejor experiencia en torno al arte. No solo tuve la suerte de estar frente a obras increíbles creadas por grandes artistas como Catalina Abbott, Bororo, Cienfuegos, Gacitúa, Nemesio Antúnez, Felipe Castro, Matilde Pérez y así suma y sigue, sino que además la adrenalina que se siente adentro es inigualable.

Referencia: https://decoratrix.com/decorar-en- azul-indigo

Cuando hago mis proyectos de decoración e interiorismo, el momento de buscar un cuadro siempre es un ítem fundamental. Un cuadro u obra de arte muchas veces es una inversión, viste un ambiente y genera muchos sentimientos cuando encuentras el ideal. No es una tarea fácil, yo siempre recomiendo que no compren algo por rellenar el lugar, si no te desvela de noche no te lo quedes. Hay ciertos ítems como las cortinas, alfombras, cuadros y algunos muebles que son esenciales y marcan por completo la identidad de tu casa. Elegirlos bien implica tiempo, paciencia y buen ojo.

Referencia: https://decoratrix.com/salon-contemporaneo- y-elegante

Imagínense lo que fue la experiencia de ir a una subasta de cuadros, las obras iban y venían, en menos de 5 segundos había para pensar en si lo querías o no y ofrecer un monto, y si te peleaban tu cuadro, qué haces, ofreces más? ¿Cuánto ofrezco? ¿Cuándo dejo de ofrecer y lo dejo ir? ¡Qué estoy haciendo, estoy ofreciendo más de lo que puedo pagar! Mil pensamientos que pasan por tu cabeza en 5 segundos y que definen si te llevas esa obra que tanto te gusto o no.

Yo soy ultra detallista, perfeccionista y calculadora, cualidades que a veces me juegan en contra pero son un gran atributo cuando se tratar de armar mis queridos proyectos, por lo que tenía muy claro que si no había un cuadro que me volviera loca, no iba a levantar la mano. Y así fue, en la primera subasta no compre ninguno, no porque no me gustaran sino que porque no estaba el indicado para mi casa.

Hay que saber diferenciar cuando algo te gusta y cuando eso que te gusta es perfecto para el espacio que lo estas pensando. Soy una fiel creyente de que cada objeto tiene su lugar ideal y solo en él se lucirá como debe lucirse.

Luego, de esta primera invitación, me invitaron a una preciosa subasta organizada por RayunDown. Esta fundación tiene por objetivo potenciar a niños y niñas con Síndrome de Down con el fin de lograr su integración en la sociedad y sacar el máximo provecho de sus potencialidades para que ellos, por sus propios medios, puedan entregar sus frutos a la sociedad. Aquí también vimos increíbles artistas como Guillermo Lorca, Bernardita Domeyko, Gonzalo Lamarca, entre otros. Cuando llegué, inmediatamente mis ojos se fueron hacia un cuadro de Bernardita Domeyko. Había muchos que me gustaban pero no eran los indicados. Llegó el momento de la subasta y, cuando ofrecieron ese lote, inmediatamente ofrecí un monto, él cual, gracias a Dios, nadie me lo peleo y me pude quedar con mi obra de arte. Qué mejor, me llevo el que me gustó y además estoy ayudando a esta increíble fundación.

Referencia: https://decoratrix.com/dos-ideas- para-decorar- un-pasillo

Definitivamente, saber valorar el arte es un don aprendido, nadie nace sabiendo, naces o no con un posible interés y está en ti si lo explotas y desarrollas o lo dejas ahí. Pero siempre que busques un cuadro para tu casa recuerda que cuando lo presentes en tu pared debes inmediatamente sentir que eso es lo que necesitabas, que ahora tu espacio está completo, que aun que pasen años, tus ojos nunca se van a aburrir de mirar esa obra... y, sino es así, déjalo ir. Cada pared tiene su propio sello. Debes saber equilibrar entre un diseño que se adapte al proyecto decorativo y a tus gustos personales, esto es indispensable para tomar la decisión apropiada.

MUJER HIT

Dolores Rufin

Interiorismo y Decoración

@doloresrufin.deco

155 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo