HACER DE TU PASIÓN, TU TRABAJO

Hay personas que nacen con el espíritu emprendedor, que desde los 5 años vendían limonada en la calle o galletitas en el colegio, que siempre están buscando oportunidades para comenzar su propio negocio. Otros, prefieren la estabilidad, emplearse en algo relacionado a la carrera que estudiaron, un sueldo a fin de mes, menos riesgos, más tranquilidad para hoy.

No importa qué tipo de persona seas en el momento que tu pasión y tus ganas se apoderan de ti. Cuando encuentras algo que realmente le da sentido a tu día, cuando encuentras algo capaz de solucionar todos tus problemas y responder tus preguntas. En ese momento; tu sueño es más fuerte. En ese momento te das cuenta de que si no sueñas en grande, trabajarás para alguien que lo haga.