HOPE DIAMOND: MALDICIÓN, MITO Y RAREZA

Los diamantes han fascinado a la humanidad durante siglos, y no es de extrañar que el folclore y las supersticiones han planteado la buena y mala suerte asociada con ellos. Una de las joyas más espectaculares del mundo es el Hope Diamond o Diamante de la Esperanza, un diamante azul que pesa sobre 45 quilates. Alrededor del tamaño de una nuez, se estima que la piedra vale un cuarto de mil millones de dólares. Sin embargo, hay muchas personas que piensan dos veces antes de comprarlo, porque se dice que está maldito.

Ph: Julian Fong

Se dice que la gema fue robada de un ojo de una estatua de la diosa Sita, y que el castigo del ladrón por este acto impío fue una muerte lenta y agonizante. Aparentemente el diamante fue desenterrado en las minas Golconda por el río Kistna en el suroeste de la India, y debutó en Europa en 1642, cuando fue comprado por Jean Baptiste Tavernier un comerciante francés que luego se lo vendió al rey Luis XIV. Se dice que poco después, Tavernier murió presa de un ataque de perros salvajes.

El diamante permaneció con la familia real francesa hasta que fue robado en 1792 durante la Revolución Francesa. Luis XIV y María Antonieta, que fueron decapitados, son a menudo citados como víctimas de la maldición. Se dice que el diamante que estuvo desaparecido por varias décadas, también perteneció al rey George IV de Gran Bretaña, quien lo habría vendido para pagar sus enormes deudas. En 1839, el diamante fue adquirido por Henry Thomas Hope, y así es como obtuvo su nombre. Después de la muerte de Hope, el diamante pasó a través de las manos de varios propietarios hasta ser adquirido por la socialité norteamericana Evelyn Walsh Mclean, a la cual se la vio en numerosas ocasiones luciendo la joya. En 1949, el conocido joyero Harry Winston se convirtió en el último dueño del Hope Diamond antes de donarlo, en 1958, al Museo de Arte Natural de Washington.

Ph: Centerblog Evelyn Walsh con la joya

La supuesta maldición del Hope Diamond tiene directa relación con el afán de los periodistas de fines de 1800 de vender más periódicos. En sus notas realzaban el misterio y el atractivo de la piedra, lo que, no sólo generaba más ventas, sino que, a su vez, aumentaba su publicidad y valor.

Si bien algunos de los propietarios si murieron de forma extraña (siendo la decapitación de la guillotina de Marie Antoinette un buen ejemplo), muchas de las otras tragedias atribuidas a la piedra nunca han sido confirmadas y son poco más que rumores.

El Diamante, también conocido como Le Bijou du Roi ("La Joya del Rey"), Le bleu de France ("El azul de Francia"), y el Tavernier Azul, es clasificado como un diamante Tipo IIb (Los diamantes del tipo IIb componen el cerca de 0.1% de todos los diamantes naturales, haciéndolos uno de los diamantes naturales más raros y muy valiosos) debe su color azulino debido a rastros de boron (El boro es un elemento químico con el símbolo B y el número atómico 5) dentro de su estructura cristalina y exhibe una fosforescencia roja bajo exposición a luz ultravioleta.

La gema cuya claridad es VS1(very slightly included) es descrita como “el diamante más famoso del mundo” y ha sido comparada en porte y forma a un huevo de paloma y una nuez y sus dimensiones en términos de longitud, ancho y profundidad son de 25,60 mm × 21,78 mm × 12,00 mm. Su color es de un azul profundo, a menudo comparándolo con el color de un zafiro fino, el cual destaca aún más gracias a los dieciséis diamantes blancos que lo rodean.

Ph: Saffron Art

La piedra tiene un brillo inusualmente intenso después de haber sido expuesto a luz ultravioleta, y es que su fluorescencia roja persiste durante algún tiempo después de que la luz de la fuente se ha apagado. Este resplandor rojo que queda por un rato, ayuda a los científicos a distinguir los diamantes azules, permitiéndoles diferenciar los reales de los artificiales.

Este último estudio demuestra el Hope Diamond no sólo tiene importancia como una joya histórica rodeada de mística, sino como un raro espécimen científico que puede proporcionar conocimientos vitales en nuestro conocimiento de los diamantes y cómo se forman en la tierra.

MUJER HIT

Sophia Schneider

Joyería y Gemología

@sophiaschneiderb

39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo