LO QUE NO SABIAS DE LAS HORMONAS Y CÓMO ÉSTAS IMPACTAN EN TU ENTRENAMIENTO

Creemos que se hacen presentes únicamente cuando nos llega el período menstrual, pero la verdad es que las hormonas siempre están ahí...Silenciosas, a veces eufóricas, las hormonas tienen un rol fundamental en todo proceso de nuestro cuerpo. Y si, por supuesto que están involucradas en el entrenamiento y es que de ellas dependerá el crecimiento muscular, la quema de grasa e influirán en tu estado de ánimo para enfrentar el ejercicio.

¿Quién no se ha sentido víctima de sus emociones? Hay días en que simplemente no nos soportamos ni a nosotras mismas, pero ¿Por qué nos pasa esto? ¡las hormonas tienen la culpa! Ahora, antes de creer que algunos días somos un animal sin control dominadas por nuestro instinto, lo que hacemos al respecto para estar en calma es lo que cuenta y acá el entrenamiento es clave, porque de alguna forma, cuidarnos y tratar bien al cuerpo y mente es amor propio, es auto cuidado y puede ser una excelente forma de sacarte uno de ‘esos días’ de encima.

Para hablar claro, les dejo a continuación una serie de procesos y funciones de las principales hormonas del cuerpo que quizás les haga sentido y ayude (como me ayudó a mi) a bajar revoluciones y sacarle provecho a la química:

  1. Estrógenos

Los estrógenos son las hormonas sexuales femeninas responsables de nuestras curvas, ya que están involucradas en la distribución de la grasa corporal, que en el caso de la mujer tiende naturalmente a acumularse en las caderas y pechos. Regulan el metabolismo de las grasas en la sangre, manteniendo altos los niveles del colesterol bueno (HDL) y protegiéndonos al mismo tiempo de los problemas cardiovasculares. Se encargan también de mantener los huesos fuertes, impidiendo la salida del calcio de estos, es por esta razón que cuando llega la menopausia y disminuye el nivel de estrógenos, los huesos tienden a volverse más frágiles. He aquí la importancia de que nos preocupemos de hacer ejercicio durante toda nuestra vida, porque la salud del corazón también decae con la llegada de la menopausia y hay que tener huesos y arterias fuertes.

Durante el entrenamiento: Para lo que es el desempeño deportivo, los estrógenos ayudan a mejorar nuestra velocidad y fuerza explosiva (manifestación de la potencia de tu fuerza, cuando haces un esfuerzo importante en corto tiempo). Como después de ovular liberas mucho estrógeno, recomiendan que hagamos ejercicios intensos después de esos días, porque vamos a tener mucha energía.

  1. Progesterona

Esta hormona aparece post ovulación y es la que prepara al útero para la fecundación. Cuando esta no sucede, disminuye el nivel de la progesterona y se produce la menstruación. Si se preguntan qué es lo que provoca la retención de líquido antes de que te llegue la regla, ya saben a quién culpar. Para combatir esta condición, no olviden estar constantemente tomando agua y moderar el consumo de sal, para así favorecer la circulación.

Durante el entrenamiento: la progesterona ayuda a realizar ejercicios de resistencia. Me impactó averiguar que los días después de ovular permiten obtener energía más fácilmente a partir de las grasas, por lo que es un excelente periodo hasta la menstruación para realizar cardio de larga duración a intensidad moderada para quemar más grasa, por ejemplo, caminar con pendiente 30 minutos.

  1. Testosterona

Seguro cuando escuchas testosterona te imaginas a un gimnasio lleno de musculosos haciendo pesas. Si pensaste que era una hormona exclusiva de los hombres, te sorprenderá saber que nosotras también la secretamos, pero en menor cantidad.

Durante el entrenamiento: está involucrada en el desarrollo de la masa muscular, introduciéndose en las células musculares, interactuando con el ADN y aumentando la síntesis de proteínas.

  1. Cortisol

A esta hormona la querrás tener a raya. Se produce en la glándula suprarrenal y se secreta en situaciones estresantes.

Durante el entrenamiento: así mismo, cuando un ejercicio es muy intenso y tu cuerpo no lo está asimilando debido a una mala alimentación, deshidratación o agotamiento, no verás resultados, inhibirás la quema de grasa y probablemente te desmotivarás producto de la frustración.

Hay muchísimas más hormonas, solo hice una pequeña recopilación de aquellas que están más presentes en el día a día y las que tienen mayor protagonismo en el ejercicio. Conocernos y entender nuestros procesos internos es una forma de tener ‘mayor control’ y poder reaccionar adecuadamente. Te recomiendo tratar de incorporar el ejercicio de forma regular a tu rutina, sacarle provecho al efecto que este tiene en tu cuerpo y ver cómo puede cambiar tu percepción de ti misma, impactando positivamente en diferentes aspectos de tu vida.

MUJER HIT Ale Krebs

@fit.fiu

46 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo