LAS BONDADES DEL RUBÍ

El rubí es, históricamente, una de las gemas más conocidas; en la Biblia es mencionado cuatro veces en relación a atributos como belleza y sabiduría, y en la antigua India, los hindúes creían que aquellas personas que le ofrecieran rubíes al dios Krishna, iban a resucitar como emperadores. Incluso en el antiguo lenguaje del sanscrito, el rubí es llamado “ratnaraj” o “rey de las piedras preciosas”.

La importancia del rubí se incrementó con el surgimiento del mundo occidental y se convirtió en una de las gemas más buscada y demandada por la realeza y la clase alta europea. Incluso en la actualidad esta piedra es requerida por muchas personas por sus diversos simbolismos tales como pasión, éxito y riqueza.

El rubí es la variedad de gema más valiosa dentro de la especie corundum y puede llegar a tener el precio por quilate más alto dentro de las piedras de colores. Lo anterior hace al rubí una de las gemas más importantes dentro del mercado de las piedras de colores.

Una de las razones de su popularidad, dejando de lado el color, es su dureza. El rubí es 9 en la escala Mohs (escala que mide la dureza de todas las gemas). Esto lo hace lo suficientemente duro como para adornar una joya de uso diario. Eso sí, el componente más importante para determinar el valor del rubí es su color, que es dado por el elemento externo cromio. Sus tonos pueden variar de un rojo anaranjado a rojo con matices morados. El tono más fino va de un rojo vibrante a un rojo con algunos toques púrpura. A medida que se vuelve más anaranjado o más morado, el rubí baja en su calidad y queda en una escala más comercial. Por lo mismo, el color ideal en esta gema es el mediano o mediano oscuro. Si el tono es muy claro, ya se considera un zafiro rosado y no un rubí.

Históricamente, el depósito más importante de rubíes es en Mogok, Myanmar, y sus depósitos han producido rubíes desde el siglo quince. Las joyerías más reconocidas han usado las gemas de esta zona para crear alguna de sus piezas más destacadas, ya que poseen las características que más se aprecian en un rubí; un color rojo vibrante suavizado por la presencia de algunas inclusiones que dispersan la luz, y un brillo de rojo fluorescente. Hoy en día, la demanda por rubí más alta es en Japón, Francia y Estados Unidos y de cerca le siguen Alemania, Italia, Taiwán, China, Corea y Hong Kong. Para todos estos países, Tailandia y la India son los principales proveedores.

COLABORADOR HIT Sophia Schneider

Joyería y Gemología

@sophiaschneiderb

www.sophiaschneider.cl

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo