LAS FAMOSAS “R” PARA SER MÁS SUSTENTABLE

¿Sabes cuáles son las famosas "R" para ser más sustentable? Respeta, repiensa, rechaza, reduce, repara, reutiliza, recicla, reincopora y “resiste” con perseverancia!

1. Respetar: Esta es la primera R. El respetar a los demás y a ti mismo viene de la mano con respetar el planeta en el que vivimos y a todo aquello que lo habita. Mantener una actitud cordial es clave para una convivencia sana y en armonía. 2. Repensar: Tus acciones diarias. Estamos acostumbradas a hacer las cosas de una manera, pero si paramos un poco, nos informamos y reflexionamos, nos daremos cuenta que hay cosas que podemos cambiar y mejorar, y pasar de ser simples consumidores a ciudadanos responsables y conscientes, que tienen una voz y que pueden influir en el status quo cambie y no sólo aceptar lo que hay.

3-4. Rechazar y reducir: Piensa si realmente necesitas esa prenda u objeto nuevo. Los recursos del planeta no son infinitos, hemos sobre explotado la naturaleza y no podemos seguir consumiendo a este ritmo. Es como querer seguir comprando y pagando cuentas sin plata en el banco, y con una línea de crédito se está agotando! Además, sabemos que tener más y más cosas no es lo que necesitamos ni lo que nos hace felices. En la parte más práctica, esta R también nos aconseja que rechacemos, por ejemplo, todos los plásticos de un solo uso; bolsas, bombillas, vasos de café, botellas de agua. Para esto es necesario llevar en la cartera, mochila o en el auto las tuyas reutilizables. Al principio cuesta, pero –igual que con las bolsas- uno luego se va acostumbrando y luego es muy difícil volver atrás.

5. Reparar: has escuchado esto de que vivimos en una sociedad donde todo es desechable? Nos acostumbramos a comprar productos de baja calidad pero muy baratos, que se rompen o echan a perder rápido, botarlos y comprar otro. La mayoría de las veces es más caro reparar que comprar uno nuevo; incluso las empresas diseñan productos con “obsolescencia programada” para que después de cierto período estemos obligados a reemplazarlos. Por eso prefiere, en lo posible, objetos de mejor calidad (ya sabes, lo barato cuesta caro; a ti y al medio ambiente), cuida lo que ya tienes para que duren más y repara para alargar su vida útil!

6. Reutilizar: lo que ya existe. Sé ingeniosa, por ejemplo: usa los frascos de vidrio para guardar las cosas de la despensa. Usando envases que ya tienes (como lo que vimos en el punto 3 y 4) también estamos reutilizando. Y comparte! A veces prestar y pedir prestado es la mejor alternativa.

7. Reciclar: Si te fijas, reciclar –al contrario de lo que uno a veces piensa- es el séptimo punto. Si no puedes reducir, reparar, reutilizar, entonces recicla. Y prefiere productos con componentes reciclados.

8. Reincorporar: Los residuos orgánicos corresponden a más del 50% de los rellenos sanitarios, emitiendo metano (gas de efecto invernadero). Al separarlos y hacerlos compost, evitas que vayan a vertederos enormes y luego ese abono de usa para el jardín y plantas.

9. Resistir: Es necesario cambiar hábitos y eso cuesta, pero todo esfuerzo cuenta!

Persevera porque estás aportando con tu granito de arena

MUJER HIT

Camila Siles

@ser.sustentable

49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo