LEGUMBRES, ALIADAS DEL ENTRENAMIENTO

Antes de leer esta opinión quiero advertir que ningún alimento es milagroso por sí solo. Suele pasar que la información alimenticia nos llega individualizada, como si el té verde nos hiciera bajar esos kilos de sobra, o una dieta a base de puro Kale nos haga tener la guata plana. La suma de nuestras decisiones inteligentes y la determinación nos llevarán hacia nuestro objetivo de tener un cuerpo sano y nuestro peso controlado.

Dicho esto, en esta oportunidad me gustaría hablarles de las legumbres y los beneficios que aporta en la búsqueda de una vida más fit. Si bien hay algunas dietas que las rechazan, como la paleo, las legumbres son grandes aliadas cuando estás entrenando duro ¿Por qué? Su alto nivel nutricional y la versatilidad en la preparación nos ayuda a mejorar nuestra alimentación, pero sin morirnos de hambre en el intento

Quizás ya sabíamos que las legumbres eran buenas para nuestro organismo y todas sufrimos más de alguna vez cuando éramos niñas frente a un plato de lentejas, pero ¿quién puede resistirse a un plato de porotos granados, un suave hummus o una rica ensalada de habas? Seguro te habrás dado cuenta de otro punto, la sensación de saciedad de todos estos platos es innegable. Por esta y otras razones que te voy a contar a continuación es que deberías tenerlas en cuenta en tu lista de supermercado/feria:

[if !supportLists]- [endif]Su versatilidad puede llevarlas a ser las protagonistas de tu plato o como factor de cambio de una simple ensalada o una solitaria porción de proteína. Considerando lo nutritivas que son de por sí, las legumbres son baratas y tienes para todo el mes si compras un kilo de cualquier tipo (garbanzos, porotos negros, rojos, arvejas, lentejas).

[if !supportLists]- [endif]Dentro de sus nutrientes tenemos: fósforo que está involucrado con la contracción muscular y el buen funcionamiento de los riñones; calcio, que no sólo ayudan a tener huesos sanos, sino que está involucrado en la correcta coagulación de la sangre y otras funciones; potasio, un electrólito fundamental para desarrollar músculo y yodo, que necesitamos para transformar los alimentos en energía y está involucrada en los procesos hormonales de la tiroides. Las legumbres son gran fuente de vitaminas del tipo B, que están presentes en el funcionamiento del sistema nervioso central.

[if !supportLists]- [endif] También conocidas como guisantes, un buen plato de lentejas o de la legumbre que prefieras, elevan la glucosa en forma lenta, lo que las convierte en una buena alternativa para antes de entrenar. Cuando consumimos carbohidratos que tienen un índice glicémico más bajo, como en este caso, estaremos usando la energía correcta para estimular la quema de grasa.

[if !supportLists]- [endif]Son ricas en hierro (especialmente las lentejas y los garbanzos), además de tener un alto valor proteico, siendo una muy buena alternativa para vegetarianos y veganos.Las legumbres son el alimento de origen vegetal con mayor contenido de proteínas.

[if !supportLists]- [endif]Su alto porcentaje de fibras ayudan a regular el tránsito intestinal y si son bien cocinadas, no deberían producir hinchazón (usa cúrcuma o laurel para evitar los gases asociados a su preparación). Esta fibra también aporta a la sensación de saciedad, porque al requerir mayor trabajo al masticarla, la digestión se retrasa y nuestro apetito se controla.

Son varias las razones por las que deberías considerarlas en tu dieta y probar nuevas recetas eliminará esa excusa de que ‘comer sano es fome’. De todas formas, vuelvo a ser la mala del cuento y recordarte que ningún alimento por sí solo hará el truco, así como una olla llena de lentejas no te hará la próxima campeona de físico culturismo. Como siempre, más que seguir una dieta milagrosa, prueba controlando tus impulsos y lleva una alimentación más equilibrada.

MUJER HIT Ale Krebs

@fit.fiu