LINDAS TARJETAS CON ACRÍLICO RASPADO

Este proyecto es realmente fácil y muy divertido de hacer. Necesitas unos pocos materiales, qué probablemente tengas en tu casa, y tendrás como resultado unas coloridas tarjetas que podrás usar en cualquier ocasión.

Necesitas

  • Cartulina blanca

  • Sobres (del tamaño que quieras hacer tus tarjetas)

  • Pintura acrílica fluida

  • Cinta adhesiva o washi tape

  • Una tarjeta antigua (carnet, tarjeta de crédito...)

  • Stickers de letras (optativo)

Paso a paso

1. Corta la cartulina del tamaño que quieras hacer tu tarjeta. Pégala con washi tape a la superficie donde vas a trabajar. Ojo que el acrílico mancha mucho, así que protege bien la superficie de trabajo.

2. Pon una gota de pintura de cada color que vas a usar a lo largo de un lado del papel. Colócalas a distintas alturas y juega con la combinación de colores.

3. Pon la tarjeta por encima de las gotas y raspa hacia abajo tirando de la tarjeta del

borde del papel hacia el otro lado.

4. Limpia la tarjeta y haz el mismo ejercicio que el punto anterior con las otras gotas de

acrílico.

5. Espera que se seque y dobla la cartulina por la mitad. Agrega un saludo con los

stickers si es que quieres.

Solo mostramos una idea de cómo usar esta técnica, pero puedes ser tan creativa como quieras! ¿Alguna idea de cómo utilizarla de otra forma? Mándanos tus proyectos a nuestro mail.

83 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo