ONICOFAGIA: Mal hábito de “comerse las uñas”

La Onicofagia se define como el mal hábito de “comerse las uñas”. Este mal hábito se ha asociado a distintos factores, algunos de ellos son nerviosismo, ansiedad, cambios emocionales o del ambiente familiar, estrés o bien a modo de imitación de alguien que también lo realice en la casa o el colegio.

Foto: Baby Center

Algunas de las consecuencias que podemos tener a causa de este mal hábito son infecciones a nivel de los dedos y orales ya que se llevan bacterias a la boca y viceversa.

Además, con frecuencia encontramos alteraciones y fracturas del esmalte de los dientes, en casos más severos se asocia a dolor en la articulación temporomandibular (articulación de la mandíbula con el cráneo que nos permite abrir y cerrar la boca).

Les mandamos algunos tips de eliminación de este mal hábito:

- Identificar el posible factor que lo esté originando, ver la posibilidad de manejarlo (cambios en el colegio, nacimiento de un hermano, alguna pena familiar, etc).

- Explicarles lo mal que les hace, sin castigarlos ni ridiculizarlos en público.

- Incentivarlos con refuerzo positivo. Transformar el tema en un asunto familiar en que todos cooperan. Muy importante si alguno de los padres presenta este mal hábito, no realizarlo delante de los niños.

- Ponerles un dedo de guante (de latex o vinilo) con alguna cinta.

- Aplicar sobre las uñas aceites o esmaltes de sabor desagradable uno que recomendamos puede ser Mavala Stop.

- En el caso de las niñitas, la motivación de pintar las uñas de colores motivantes o hasta de premio final asistir como panorama junto a su mamá a pintarlas a algún lugar. En casos severos las uñas de esmalte permanente también pueden ser una alternativa.

MUJER HIT

Dra. Laura Cruz Alliende

Odontopediatra

Universidad de Los Andes

@clubratonperez

Clínica Odontológica Estoril, ICEO Estoril, oficina 207

Tags:

48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo