MAMÁ ¿TE DUELE LA MUÑECA?

¿Conocen a alguna mamá que tras tener a su bebé y llevar un tiempo con él se queja de la aparición de dolor en su muñeca? ¿Éste se acentúa al llevar a cabo los cuidados del bebé (cambiar los pañales o bañarlos), sostenerlos en brazos o trasladarlos en coche? Si es así, te cuento que estás ante una lesión muy común de madres primerizas llamada Tendinitis de Quervain.

¿EN QUÉ CONSISTE?

La Tenosinovitis de Quervain es un engrosamiento de la envoltura que rodea los tendones de los músculos extensor corto y abductor (o separador) largo del pulgar. Esto provoca un estrechamiento del canal por el que pasan los tendones, apareciendo como consecuencia dolor con el movimiento del pulgar, especialmente con la extensión y separación del mismo. Es más frecuente en madres con hijos de 6 a 12 meses de edad debido a que levantan al bebe en forma repetida y en la medida que el niño crece y aumenta su peso, se va produciendo mayor fricción lo que desencadena los síntomas.

¿CÓMO PODEMOS SABER SI LA TENEMOS?

¿Tu principal molestia es la presencia de dolor con los movimientos de la muñeca y el pulgar? ¿Sientes un engrosamiento por el lado lateral de la mano? ¿Tus movimientos se acompañan de sonidos o más bien llamados crépitos? Si te sientes identificada con alguno de ellos, probablemente estas ante la lesión de Tendinitis de Quervain, pero

¿Cómo podemos comprobarlo?

Una prueba muy sencilla es la maniobra de Finkelstein que consiste en cerrar el puño sobre el pulgar flexionado (como si quisiésemos esconder el pulgar con el resto de los dedos) y después realizar una inclinación de la muñeca en dirección del dedo meñique.

* A pesar de haberle adelantado la sintomatología característica de esta enfermedad, con ​

​ello no quiero decir que teniendo todas las características mencionadas sea ese su diagnóstico. Es importante destacar que existen patologías que puede presentar una sintomatología similar.

¿COMO EVITARLO? Y SI YA ES MUY TARDE… ¿QUÉ PUEDO HACER ANTE ESTA SITUACIÓN?

Respecto a la prevención de dicha patología, es importante buscar una buena posición para realizar nuestras actividades (al momento de cargar al bebé, manejar el coche o todo lo que conlleve el uso de la muñeca y pulgar), buscando puntos de apoyo que distribuyan la tensión y no la concentren en un solo punto, evitando en lo posible la apertura del pulgar y la extensión de muñeca, ésta debe trabajar en su posición neutra. Además es importante fortalecer los músculos de las manos y evitar hacer actividades repetitivas con el pulgar o la muñeca.

Si ya padecemos de esta patología, su tratamiento dependerá de que tan avanzada se encuentre, pero en todos ellos la meta es aliviar el dolor causado por la irritación y la hinchazón. En primer lugar te recomendamos el uso de una férula para hacer descansar el pulgar y la muñeca, junto a hielo en periodos intermitentes del día. Sumado al simple hecho de interrumpir o disminuir las actividades que originaron el problema. Si esto persiste, te recomendamos que acudas a un fisioterapeuta, quien según el estado en el que se encuentre tu tenosinovitis, establecerá ciertas técnicas de tratamiento que harán que tu dolor e inflamación vayan disminuyendo, provocando con ello una recuperación de la movilidad de la mano y muñeca.

MUJER HIT Magdalena Poblete Kinesióloga

Universidad de Los Andes Tel: +56989109098

67 vistas0 comentarios