MI PROCESO CREATIVO, ENTRE EL ORDEN Y LA IMPROVISACIÓN

Un cliente con ansias de recibir una propuesta atractiva y original más una hoja en blanco en frente es una situación que se me presenta seguido y es un verdadero desafío. De hecho si freno a evaluar la situación me da escalofríos del miedo a que esa idea copada jamás aparezca.

Hoy quiero contarles sobre mis procesos de creación. Lo primero que necesito es empaparme de la marca con la que voy a trabajar: conocer bien sus productos, cuál es su diferencial y estética, qué conceptos o valores quiere transmitir, qué la identifica, etc. Una vez que tengo una idea general en mi cabeza, agarro mi cuaderno y me siento a escribir las ideas q me surgen. Hay veces q se me aparecen imágenes que son muy difíciles de llevar a cabo o también complicadas para adaptarlas a la marca. Muchas veces no se me ocurre nada y dejo reposar la idea un rato. Suelo buscar referencias en libros y en internet. Hay veces que me gusta una paleta de color específica, una técnica o simplemente una imagen me despierta una idea totalmente diferente de ella. Otras veces, revuelvo entre mis hojas y objetitos en mi escritorio: siempre encuentro algo que me lleva a alguna buena idea. Por otro lado, en algún momento de mi vida, tuve que aceptar que no toooodas mis fotos iban a ser INCREIBLES, con que algunas sean buenas y algunas INCREIBLES basta y sobra.

A partir de mis bocetos, compro y busco los materiales que voy a necesitar para la producción. En este paso también siguen apareciendo ideas nuevas. Las librerías, papeleras, mercerías, ferreterías son lugares que me inspiraron SIEMPRE. Y quizás voy en búsqueda de algo en particular y en el momento me termino llevando mil cosas mas porq quizás en una de esas con esto y eso otro puedo armar algo copado también.

Llegó el momento de poner las manos en la masa. Siempre arranco las produs a la mañana: solo trabajo con luz natural y en mi opinión, la de la mañana es la mas linda para el tipo de fotos que me gusta. La mayoría de las veces empiezo por la idea que más me divierte, quizás la más complicada. Y en ese momento también aparece la inspiración y los cambios. Suelo hacer esa foto tal y cómo la planeé. Pero no me enamora y es ahí cuando voy probando: le agrego cositas, se las saco, cambio el fondo, juego con diferentes composiciones y hasta quizás a partir de esa foto, en ese momento me surge otra idea nueva, totalmente diferente a la que estaba haciendo. A decir verdad, eso me pasa SIEMPRE. Creo que al estar tan metida y concentrada en mi trabajo, de alguna manera las cosas van saliendo solitas. Diría que casi no pienso en ese momento. Todo fluye. Es ahí cuando me olvido de todo y estoy en pleno disfrute: cuando se me van ocurriendo cosas lindas y veo las fotos en mi cámara y son una fiesta. Sonrío y disfruto del resultado. Y no paran de surgir ideas nuevas y diferentes. De nuevo, algunas fotos simplemente me gustan y otras me copan y hacen que me sienta orgullosa de mi misma :)

Bueno. Algo así es mi proceso creativo. Me parece fundamental organizarse, sentarse y bocetar. Pero también darnos tiempo para pensar. Las ideas no siempre surgen el mismo día en que le dedicaste tiempo a esa propuesta. Y si no te convence ninguna de ellas y no te queda mucho tiempo, arrancá. Anda a comprar las cosas que necesitas, buscá los materiales y vas a ver q van a ir surgiendo ideas nuevas e interesantes. Y ni te cuento en el momento de hacer las fotos. Te aseguro que te vas a encontrar con una perspectiva totalmente diferente y algo que en tu cabeza quizás quedaba raro, de repente en la foto queda espectacular. Y así vas probando y aprendiendo y disfrutando :)

MUJER HIT Pili Urruti Content Creator • Visual Artist • Photographer @bettypatranias

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo