¿QUÉ OCURRE CON MI RENDIMIENTO CUANDO LLEGA EL CALOR?

La bajada del rendimiento aeróbico con el aumento de la temperatura ambiental es un conocimiento extendido. El impacto de la temperatura y humedad ambiental en el rendimiento en actividades de resistencia puede ser muy significativo. De hecho, las maratones son más lentas cuando la temperatura se eleva por encima de los 11ºC. En éste post se va a hablar justo de eso, ¿por qué se ve disminuido el rendimiento por las altas temperaturas?

La producción de calor es directamente proporcional a la intensidad de ejercicio, por lo que un ejercicio muy extenuante puede causar un incremento de la temperatura del cuerpo (incluso en ambientes fríos). En el proceso de producción de energía para las diferentes actividades, los humanos no somos del todo eficientes. Durante estos procesos generamos una cantidad total de energía y parte de esta cantidad se pierde en forma de calor corporal. Según Asker Jeukendrup (nutricionista deportivo) por cada 100 Watts que producimos, también producimos 400 Watts de calor. Por lo tanto, si sacamos cuentas, un atleta que produzca 400 Watts durante un ejercicio determinado, también va a producir 1600 Watts de calor (lo que no es poco).

El cuerpo usa varios mecanismos para deshacerse de este calor y, generalmente el más trascendente es el sudor. Esto es una moneda de doble cara. Puesto que, al igual que ayuda a disminuir la temperatura corporal, produce deshidratación, lo que eventualmente puede hacer más difícil regular la temperatura corporal. Cuando el ambiente es cálido y húmedo se convierte en una tarea más difícil regular la temperatura por sudor ya que éste no puede ser evaporado y por tanto no cumple su función.

Durante mucho tiempo se ha pensado que el aumento de temperatura corporal por encima de 39.5 ºC provoca directamente fatiga central (fatiga cerebral antes que muscular). Esta fatiga ha sido vista como un mecanismo protector frente al sobrecalentamiento. Ahora ya ha quedado claro que es una suma de varios factores y no solo el aumento de la temperatura del core, la que es responsable del descenso del rendimiento en calor. Ahora se comprende que el calor per se afecta al rendimiento, pero que la deshidratación empeora mucho las cosas. Si el cuerpo se calienta, se deshidrata de manera significativa, todas las funciones fisiológicas se ven comprometidas.

Vamos a ver ahora que efectos específicos tiene sobre diferentes sistemas del cuerpo.

  • Cardiovascular.

  • Cuando se produce deshidratación, el volumen plasmático (el plasma es el mayor componente de la sangre, junto a glóbulos rojos, blancos y plaquetas) puede reducirse, mientras que los vasos sanguíneos se expanden. Esto dificulta el mantenimiento de la presión y el flujo sanguíneo, por lo que se incrementa la frecuencia cardíaca. Si se ve comprometido el sistema cardiovascular, esto puede afectar al transporte de oxígeno y a todo el proceso de producción de energía.

  • Sistema nervioso central.

  • Con el aumento de la temperatura a nivel cerebral se producen cambios en cuanto a neurotransmisores, acumulación de amoníaco, citoquinas, etc. Estos cambios pueden alterar la función cerebral.

  • Muscular.

  • El calor afecta directa e indirectamente a la función muscular. Se produce una acumulación de metabolitos (sustancias de desecho) y un incremento del ratio de ruptura de glucógeno (forma en la que se almacenan los hidratos de carbono).

  • Respiración

  • Aumentos en la ventilación y dificultad para respirar se observan habitualmente.

  • Factores psicológicos.

  • Por último, pero no menos importante, se produce un aumento de la sensación de incomodidad y se dan efectos en la tolerancia al dolor, el carácter y la motivación. Todo esto influye negativamente en el rendimiento.

En resumidas cuentas, es complicado explicar por qué específicamente el rendimiento se ve disminuido en condiciones de calor, predecir cómo va a afectar al rendimiento y cuánto afecta exactamente la deshidratación en este proceso. Lo que está claro es que son varios los factores que producen la fatiga. A nivel práctico, lo que se puede hacer para rendir con calor es mantener el nivel de hidratación adecuado, usar la ropa adecuada para evitar calor y enfriar el cuerpo y la piel.

MUJER HIT

Rocío García Fernández

NRSport

Rocio_garcia_fernandez@hotmail.com

54 vistas0 comentarios