PASIÓN POR LA ILUSTRACIÓN

Hola a todos! Mi nombre es Alejandra Reitze, soy ilustradora y diseñadora gráfica. Tras ser licenciada en diseño trabajé cinco años en ese rubro para luego trasladarme a vivir un año en Barcelona, dedicada 100% a la ilustración. Realicé diversos estudios en ilustración infantil, ilustración de moda, diseño textil y estampados. Hoy, luego de ocho meses de vuelta en Chile, trabajo como independiente recibiendo algunos encargos para el mundo editorial, textil y gráfico.

Hoy les escribo feliz en mi primer post para contarles sobre mi mundo como ilustradora y darles algunas referencias de mi experiencia, para quienes quieren profundizar en estos temas o simplemente tengan curiosidad.

¿Cómo enfrentarse a un encargo? ¿Cómo pensar visualmente? ¿De dónde me puedo inspirar? ¿Cómo conseguir un estilo? ¿Cuál es mi centro de gravedad? ¿Desde dónde hago lo que hago?

Cuando decidí empezar con la ilustración, tenía todas estas interrogantes en mi cabeza y me quería volver loca. Luego pensé que, para perder el miedo, hay que fijarse un objetivo claro, como por ej. “¿Qué es lo que quiero conseguir con la ilustración?” Y así, me di cuenta que la ilustración era mi mejor herramienta para comunicar todo o casi todo lo que yo quisiera + el valor propio y original que nadie más tiene que uno mismo; tu propia visión de las cosas.

Luego, viene la dificultad de conseguir inspiración, y es aquí en este punto crucial donde quiero ahondar un poco hoy.

Para mi es algo muy sencillo. Porque, aun inmersos en el universo del Big Bang, los seres humanos tenemos un universo propio, único y que nos influye directa y constantemente. Utilizo cualquier cosa que me parezca interesante de mi día a día desde que me levanto hasta que me acuesto. Sólo hay que tomar nota y poner atención a nuestro entorno, ¡ahí está todo el material!

Para mí todo es inspiración: paisajes, personas, películas, viajes, experiencias y sueños. Por lo tanto, intento que mis ilustraciones se alimenten de todo esto, a veces creando mundos surrealistas o mezclando conceptos que no dejan indiferente. Me refiero a que el ilustrador tiene que atreverse a interpretar la realidad y en ningún caso limitarse a tomar una foto de la misma.

Desde muy chica que suelo acordarme de algunos sueños, y un día mi papá me dijo que los escribiera. Así fue como empecé a hacerlo; apenas llega el recuerdo a tu cabeza y ¡pum! agarro libreta y lo escribo al tiro. Es una buena materia prima para comenzar ilustrando cuando las ideas son escasas. ¡Y es completamente tuyo! Les recomiendo a todos hacerlo. Aunque creas que eres incapaz de acordarte de tus sueños; si te lo propones en serio, en el minuto menos esperado, comenzarán a llegar a tu “pantalla”, y a pito de nada, imágenes significativas de sueños inspiradores. Hagan el esfuerzo porque vale la pena.

Lo mismo con los viajes! Son fundamentales para sacudir, de vez en cuando, la creatividad. Y esto es debido a que muchas veces el viaje es más valioso que el destino final. A mi parecer, en la ilustración ocurre lo mismo. Si uno decide gozar y disfrutar las múltiples maneras de enfrentar una idea en concreto, investigando sobre el tema, aprendiendo nuevas realidades, técnicas, referentes, combinaciones de colores, etc. Esta metodología de trabajo hace que el rumbo inicial cambie total e impredeciblemente, como ocurre en algunos viajes que tienen cierta disposición a la aventura.

No hay que salir a buscar desesperadamente la inspiración. Ese es un falso camino. Por el contrario, según mi experiencia, lo mejor es abocarse a trabajar humilde, metodológica y permanentemente en el perfeccionamiento de las técnicas de este oficio, hasta que de pronto en forma inesperada, comenzarás a tener una inspiración creciente.

En los próximos post me propongo compartir con ustedes algo sobre las múltiples técnicas que utiliza este oficio; así como algo sobre los diferentes rubros en que podemos enfocar la ilustración, como es la decoración. ¡Atentos!

MUJER HIT

Ale Reitze

@alereitze

www.alereitze.com

86 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo