PERÍODO DE ADAPTACIÓN EN LOS NIÑOS

Empieza el año y con ello la entrada al colegio y jardines infantiles. Una etapa nueva, entretenida, desafiante pero que a la vez a muchos papás y niños se le puede convertir en incertidumbre y angustia. Muchos escuchan la típica frase de “período de adaptación”, pero qué es?, cuánto dura?, mi hijo se acostumbrará?, debo cambiarlo de lugar?, mejor quedarme con él? Son preguntas que todos nos hacemos, sobre todo si al momento de dejarlo ven que su hijo llora y no quiere separarse de él, ni ellos tampoco de su hijo.

Tranquila. Todo corresponde a una etapa normal, los niños tienen sus tiempos y personalidades y debemos respetarlos. Algunos llegarán felices y desenvueltos a este “nuevo lugar”, otros más tímidos y observadores, y algunos llorarán casi desconsoladamente…. A unos esta etapa les durará solo un par de días, a otros semanas o incluso un mes. Paciencia, la clave está en que tu tengas la certeza de que independiente de lo que pase, estás dejándolo en un lugar seguro, que tú elegiste y que está en muy buenas manos.

Salir de la casa, separarse de los papás, conocer un entorno nuevo, con adultos desconocidos y muchos niños, sin duda generará emociones en tu hijo y en ti también. La adaptación a esta nueva vida es una realidad y que en algún momento terminará. Luego podrás ver todos los beneficios que tiene el ver a tu hijo contento, llegar a la casa con sus trabajos, escucharlo hablar de sus compañeros y verlo feliz en esta nueva etapa de su vida.

Lo importante es mantener la comunicación con la profesora o educadora que se queda con tu hijo, y manejar algunos de los tips que escribo a continuación:

- Estar segura de que el lugar donde dejas a tu hijo es un lugar seguro para él. Eso te ayudará a estar más tranquila y confiada.

- Manejar la ansiedad que esta etapa te puede producir. Que tu hijo no sienta ni escuche comentarios de tus miedos o aprensiones. Si ve a su mamá insegura, claramente él también lo estará.

- Anticípale a tu hijo lo que va a pasar. Solo el día de antes o el mismo día, explícale que va a ir a su colegio/jardín, que va a estar con sus amigos y misses y que lo irás a buscar al final del día (si no vas a ir tú a buscarlo, cuéntale quién irá, pero no le mientas ni le creas falsas expectativas).

- Cuando dejes a tu hijo en su sala, acompáñalo unos minutos pero no alargues demasiado la despedida. Eso genera más ansiedad para ambos. Tampoco escapes ni desaparezcas. Despídete y si llora, preocúpate que la educadora lo atienda para que te puedas ir. Si te quedas mucho rato, podrás transmitirle que ese lugar no es seguro para él y que debe quedarse con su mamá. Además, tarde o temprano tendrás que aprender a dejarlo solo y entre más rápido y armónico sea este proceso, más rápido se adaptará.Con tu actitud comunícale que esto es lo mejor para él.

- Si es necesario, deja que lleve con él algún juguete favorito, un peluche o tuto, algo importante para él que lo haga sentir seguro y con algo familiar.

- Si en la casa ves cambios de conducta en tu hijo, serán nuevas formas de expresar esta nueva experiencia que vive. Los cambios a todos nos afectan y buscamos cómo expresarlos. De todas formas, mantente comunicada con la educadora para que te informe cómo ha sido su día, si tuvo algún problema o alguna anécdota entretenida para comentar. Evita también introducir nuevos cambios en su vida, solo por este período (sacar pañales, cambios de pieza), anda de apoco.

- Cada uno conoce a su hijo y se imagina tal vez cuánto tiempo esto podrá “tardar”, pero si ya lleva más de un mes y ves que la situación va de mal en peor, es momento de que tomes nuevas medidas; Reunirte formalmente en una entrevista con la educadora para compartir experiencias o evaluar nuevas formas de actuar, recurrir al equipo de apoyo del colegio o jardín para que te ayuden a ver otros posibles factores que pueden estar afectando a este proceso, observar cómo está la dinámica familiar, etc.

No hay persona en el mundo que los cambios no le afecten, para bien o para mal, los cambios tienen sus efectos. Lo importante es que sepas que la entrada al colegio o jardín infantil es un cambio positivo para tu hijo. Demuestra que cada día está más grande y que seguirá creciendo y entregándote nuevas alegrías y momentos de admiración y chochera. Ánimo y paciencia que en un par de días descubrirá lo amorosas que son sus misses, lo entretenido de aprender y lo emocionante de tener nuevos amigos!

COLABORADOR HIT

Magdalena Izquierdo H.

Educadora de párvulos

Instructora de yoga adultos, niños y adolescentes

Fundadora de GLÜCK juegos+café

maneizquierdo@gmail.com

@ninosfelicesmamasfelices