CÓMO MEJORAR TU ESTADO ANÍMICO DEL INTESTINO

Los probióticos son complementos alimenticios que contienen microorganismos vivos. Estos microorganismos no patogénicos colonizan el intestino y esta colonización puede suponer una serie de beneficios a la salud, al funcionamiento del sistema digestivo y a la función inmune.

En población general, los estudios demuestran que la ingesta de probióticos puede mejorar ratios en cuanto a recuperación de diarreas, disminuir la probabilidad de sufrir infecciones intestinales y respiratorias, promover acción anti tumoral y aliviar algunos desórdenes alérgicos y respiratorios. En estudios con deportistas se ha visto que algunas cepas de probióticos (especialmente lactobacillus y bifidobacterium) pueden ser efectivas en la reducción de la incidencia de resfriado común. Y más allá de estos beneficios, los últimos estudios parecen indicar que hay una comunicación bidireccional entre el intestino y el cerebro, y que el estado del intestino puede influir en el estado de ánimo, el stress y la calidad del sueño.

Los probióticos se han usado durante años para mejorar los síntomas de problemas gastrointestinales comunes, incluyendo ardor de estómago, contraccines irregulares del intestino, flatulencia excesiva, diarrea y síndrome del intestino irritable. Por su uso tan común, se ha generado la necesidad de conocer a ciencia cierta su eficacia y la manera en la que actúan. Muchos estudios han demostrado que el consumo sistemático de probióticos ayuda a prevenir problemas intestinales e infecciones de las vías respiratorias altas.

Por otro lado, tenemos los nuevos estudios, que hablan del eje intestinal-cerebral. La base de éste eje es la existencia de conexiones cerebrales entre el intestino y el cerebro. Este eje puede causar efectos sobre el comportamiento y el sistema cognitivo, mediante la producción de sustancias químicas en el cerebro. Los organismos presentes en los probióticos pueden producir cambios a nivel químico y estos cambios pueden ayudar, por ejemplo, a reducir el stress. El sistema de respuesta de stress es un mecanismo corporal para mantener el equilibrio. Sin embargo, estar sometido de manera constante a stress (calor, entrenamiento, retos mentales, etc.) puede acarrear problemas de salud.

Algunos estudios demuestran que los probióticos y la flora intestinal pueden reducir la respuesta de stress mediante la modulación del sistema neuroendocrino. Lo que puede conllevar efectos positivos en el comportamiento y la función cognitiva (como reducción de ansiedad y depresión bajo condiciones estresantes).

Se puede concluir que el consumo de probióticos es recomendable. Ya que puede ayudar a nivel gastrointestinal, inmunológico y a nivel de comportamiento y cognición.

MUJER HIT

Rocío García Fernández

NRSport

59 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo