CUANDO LLEGA EL HAMBRE Y NO ES HORA DE COMER... QUÉ SNACKS ELEGIR?

A todos nos gustaría llegar perfecto a cada comida y no necesitar “picar” algo entre medio. Pero seamos honestas… es MUY difícil y especialmente el bajón de las 4 pm no perdona. Si necesitas esos snacks no tienen nada de malo. Lo importante es buscar opciones saludables que te nutran y no sea saciar el hambre por un rato para después sentir nuevamente el hambre desbordada.

Algunas ideas de snack que puedes comer a esa hora:

El SNICKER SALUDABLE. Uno de mis snacks favoritos en este momento porque es una maravilla y realmente no tiene nada que envidiarle al verdadero snicker (lo mejor es que después no tienes esa pesadez y sed que sí tiene el verdadero). Tajadas de manzana con mantequilla de maní, cacao nibs encima (rumbo verde .cl) y coco. Mezcla el sabor dulce de la manzana con la grasa saludable del maní y el cacao encima para darle este toque de chocolate lleno de antioxidantes. Lo mejor que tiene, además de ser rico, es que la grasa del maní y los nibs de cacao hacen que la saciedad dure por más tiempo. Si buscas cuidar tu peso usa sólo una cucharadita de mantequilla de maní (puedes usar de almendras o cualquiera que te guste).

HUMUS CON VEGETALES. Aunque nos parezca raro comer verduras a la hora del té, este snack ayuda a aumentar tu ingesta de verduras y legumbres que a veces nos cuesta. Puedes poner unos palitos de apio o de zanahoria o incluso tomates cherry en humus. El sabor del humus y la fibra de las verduras lo hacen un snack nutritivo, lleno de proteínas (que ayudan a saciarte por más tiempo) y de fibra que limpian tu organismo, bajan el colesterol y ayudan al tránsito intestinal entre otros.

FRUTOS SECOS. Siempre unos tremendos aliados por su facilidad. De hecho, puedes llevarlos a todas partes y así no tentarte con snacks poco saludables cuando estés en la calle. Los frutos secos son un paquete de nutrición donde encuentras vitaminas como la E, proteínas, fibra y grasas saludables que te van a llenar de energía. Sin embargo, aquí son importante las porciones. Como referencia, te doy esta idea de cuánto comer (no soy muy partidaria de contar 12 almendras, 15 nueces etc). La porción debe ser del tamaño de tus 3 dedos del medio de la mano, es decir índice, medio y anular. Redúcela si quieres bajar de peso.

LA CLÁSICA FRUTA. Nunca nos falla. Aunque parezca aburrida y repetida, es importante re encantarnos con ella y dejar de pensar que no se debe comer en la tarde porque engorda. La fruta está llena de fibra capaz de equilibrar el disparo de insulina que nos produce su fructosa y, por lo tanto, nos entrega un perfecto equilibrio. Cómela con moderación, pero siempre es un buen snack. Elige frutas más fibrosas como el plátano para mantenerte saciada por más tiempo.

BOLITAS DE PROTEINA. Para esto necesitas más preparación, pero puedes hacerlas fácilmente un día y guardarlas en el refrigerador por más tiempo. Existen muchas versiones en internet. Básicamente son frutos secos molidos mezclados con aceite de coco u otro, dátiles para endulzar, coco, avena, etc. Se ponen todas en una buena procesadora y se arman las bolitas. Se cubren con cacao, coco o goji berries, dependiendo de la receta. Son una maravilla, más ricas que cualquier chocolate, muy saciadoras y por lo tanto tienes que comer muy pocas para quedar energizada. Tengo una amiga que se declara adicta al azúcar que las lleva siempre en su cartera para cuando se toma un café o algo en la calle, para no volver a caer en su adicción.

La gran gracia que tienen estas ideas de snack (además de ser saludables) es que no tienen azúcar procesada o mucho carbohidrato por lo tanto no disparan el nivel de azúcar en la sangre lo que hace que realmente te sacien y no sientas esas ganas de comer mil más. Esto generalmente nos pasa cuando comemos un muffin, pan, chocolate o una galleta. Como hemos conversado en otras columnas, no tengas miedo de las grasas saludables. Cómelas en moderación y se van a convertir en tus mejores aliadas para darte energía, saciarte e incluso te van a ayudar a bajar de peso.

Y como último consejo, cuando vayas a comer un snack, hazlo atenta de lo que estás haciendo. Es decir, antes para y date cuenta de lo que estas comiendo; disfrútalo. Parte de los problemas de sobrepeso están relacionados con que no nos damos cuenta que estamos comiendo porque lo hacemos mirando el teléfono, manejando etc. Y por lo tanto, lo hacemos en exceso. Este problema ha llegado a tal nivel que en países como Australia existe el “Chocolate meditation”, en donde a partir de un pedazo de chocolate amargo hacen toda una sesión de meditación. Parten oliéndolo, tocándolo, degustándolo por varios minutos para reconectar sus sentidos con la comida y darse cuenta que no necesitamos mucho para sentirnos contentos y saciados. Puede sonar loco, pero es un buen ejercicio para hacer y darse cuenta de lo distinto que puede ser comer así un chocolate.

MUJER HIT

Magdalena Lustig

Consultora Nutrición Saludable

Nature Care College, Sydney

@magdalena.lustig

63 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo