SU MAJESTAD: Glasé!

Ha pasado un tiempo más que razonable para haber practicado la masa, hecho muuuuuchas galletas y haber entrenado en algo al menos la paciencia. Espero haberlas entusiasmado y que así haya sido.

Y aunque este segmento se llama #crea, para poder entrar de lleno a la decoración de las galletas, nos queda todavía una receta más, que es la clave de este maravilloso arte; así es que tal como les dije al final de post anterior en @somoshit , hoy les voy a contar sobre la glasa madre, royal icing o #glasé, tres diferentes nombres para el mismo elemento con el que daremos rienda suelta a tooooda nuestra creatividad sobre una deliciosa y perfecta galleta.

Por suerte esta parte tiene bastante menos pasos, sin embargo igualmente hay que esperar un poquito, pero al menos la receta es de lo más simple que hay, sólo que tiene un par de ingredientes cuyos nombres suenan y parecen extraños, pero que en realidad no lo son. Así es que tomen nota que aquí vamos!

Vamos a necesitar:

• 500 gramos de azúcar flor cernida (siempre, pero siempre-siempre, debe ir cernida)

• 6 cucharaditas de clara de huevo deshidratada en polvo (cucharadita = a cuchara de té o la de 5 ml en el set de cucharitas medidoras)

• 1 pizca de crémor tártaro (o la mitad de la cuchara medidora más pequeña del set, tal como se ve en la foto)

• 70 ml de agua filtrada o embotellada y sin gas

Para la preparación, pongan todo junto en un bowl y revuelven a velocidad baja para humedecer todos los ingredientes por aproximadamente un minuto, luego cuando esto ocurre, suben la velocidad a media y lo baten sin parar por al menos 3 minutos más. Yo lo hago en mi amada stand mixer de Kitchenaid, pero pueden hacerlo incluso con la batidora tradicional, a la antigua, y funciona tan perfectamente que si cambian de mano además van a trabajar los músculos de ambos brazos, pero el resultado será exactamente el mismo si siguen los pasos y las medidas indicadas.

Con lo anterior, van a obtener una mezcla de consistencia muy dura, tan dura que pueden dar vuelta el bowl sobre sus cabezas y no se moverá ni un milímetro.

(Perdonen la foto, pero es imposible salir mejor desde este ángulo y quería mostrarles empíricamente que nada se mueve)

Cuando terminan de batir, guardan la mezcla en un recipiente cubierto con papel plástico y encima la respectiva tapa. Deben dejarlo reposar por al menos 6 horas en el refrigerador y por esta razón, les recomiendo que hagan la glasa madre el mismo día que horneen las galletas, así dejan que ambas cosas reposen para el día siguiente y poder comenzar a decorar al fiiiiiiin!

Al día siguiente o pasadas las 6 horas, se van a encontrar con esta pasta muy dura y compacta, de la cual van tener que ir sacando la cantidad que necesiten según los colores y la cantidad de galletas que quieran decorar. Cuando saquen y tiñan esa cantidad, tendrán que ir agregando agua de a poquito hasta lograr una consistencia muy parecida a la de la cola fría ¿la ubican? Con esa consistencia, que es básicamente para relleno, comenzaremos a decorar nuestras galletitas, pero obvio que eso viene en el siguiente post donde finalmente entraremos con todo a las #galletasdecoradas

¡Nos vemos!

Pd: Si tienen dudas las dejan acá o me envían un mail a contacto@glasegalletas.cl y les respondo tan pronto como pueda.

MUJER HIT

Claudia Osorio

contacto@glasegalletas.cl

@glase_galletasdecoradas

contacto@glasegalletas.cl

contacto@glasegalletas.cl

131 vistas0 comentarios