NO HICE EJERCICIO EN TODO EL VERANO: ¿CÓMO RETOMO EL ENTRENAMIENTO?

Regla número uno: no dejes que nadie te juzgue y termina con el sentimiento de culpa. Si bien yo promuevo que el ejercicio sea más bien un estilo de vida, nunca es tarde para comenzar de nuevo e incorporar el entrenamiento a tu vida. Si para ti el verano es sinónimo de no hacer nada y el año realmente empieza en marzo, esta pequeña guía te ayudará a comenzar con el pie derecho y no ponerte ansiosa sin siquiera haber comenzado.

Ahora que estás decidida a retomar el deporte, lo más importante es fijar objetivos de acuerdo a tu realidad. Debes considerar todos los factores antes de correr a inscribirte al gimnasio, donde el tiempo disponible, el presupuesto, tus preferencias y estado físico actual deben estar en equilibrio para no frustrarte en el primer semestre del 2019. Por ejemplo, si necesitas el gimnasio y quizás un personal trainer que te ayude a armar una buena rutina, debes tener en cuenta la inversión que harás y tomarle el peso. Imagina que es como ir al doctor y hacerte un tratamiento donde quieres aprovechar los beneficios que este va a significar para tu salud, donde quieres que haga efecto y poner de tu parte para recuperarte. El puro hecho de inscribirte en un gimnasio no hará que bajes de peso (ojalá así fuera!).

El tiempo es también una variable muy relevante y a diferencia de lo que puedas creer, no necesitas estar horas y horas en una trotadora para tener el cuerpo que quieres: una rutina diaria de 30-40 minutos, acompañado de una buena alimentación, tiene impresionantes efectos en el mediano-corto plazo. Una de las cosas que probé varios años era entrenar a primera hora de la mañana, antes de irme a trabajar: el gimnasio era mío, partía con toda la pila la mañana y tenía la tarde para juntarme con mis amigas, hacer trámites y relajarme después de un día full en la pega. Salir a trotar, hacer yoga, salir a caminar paseando a tu perro, hacer una rutina en tu casa…lo que te quede cómodo! Anota los entrenamientos en tu agenda o celular y así lo tendrás presupuestado sin sorpresas de último minuto y sin la excusa “es que no tengo tiempo”.

Tu estado físico ¿Por qué importa? Porque por más que todos los expertos digan que ejercitarse es bueno para tu salud, la cosa no es llegar y salir a trotar 10 k sin antes hacer un chequeo. Si te vas a lesionar a la segunda sesión, poca motivación y capacidad física te va a quedar para retomar el entrenamiento ahora que está comenzando el año. Nuevamente, como se trata de un tema de salud, saber tu estado actual te va a permitir fijar metas realistas y acordes a tu búsqueda. No las compares con tu amiga, hermana, pololo. Son tuyas y de nadie más.

Ahora que ya estás clara con lo que quieres y puedes hacer, un par de tips prácticos para que este 2019 consigas tu mejor versión: - Establece propósitos a largo plazo (1 año) y pequeños objetivos que puedas medir. Por más satánico que parezca, tomarte una foto del día 1, tipo “before & after”, es buenísimo para mantenerte motivada e ir chequeando tus avances. - Consíguete un partner. Si bien no van a ser las mismas metas, tener a alguien que te acompañe a retomar el ejercicio te ayudará a no caer y a desafiarte. Empiecen un “challenge saludable” que no puedan romper. - Rompe con la dinámica “si lo hago me premio”. Si algo aprendí el año pasado es que las cosas se hacen con un propósito y porque te suman, no porque me puedo premiar después. En mi caso, la alimentación solía ser un premio y me daba “regalos” porque iba a entrenar o porque había comido sano por un día. Es una relación dañina en el largo plazo y si quieres retomar el ejercicio y mantenerte todo el año en una sintonía fit, te invito a hacerlo porque tiene sentido y le hace bien a tu cuerpo.

- Encuentra algo que te guste hacer. A veces las personas me dicen “me carga hacer deporte”, “lo paso pésimo haciendo ejercicio”, lo cual me sorprende. Claro, quizás la primera vez que salgas a trotar o te anotes en una clase de zumba te faltará el aire, vas a transpirar, te pondrás roja, te costará seguir el ritmo, sentirás que haces el ridículo, pero madúralo, dale tiempo, las endorfinas harán su efecto, comenzarás a ver resultados, sentirás que te llenas de energía y esas duras primeras sesiones pasarán a ser un recuerdo. - Un bonus track en la era de las redes sociales: “limpia” tu instagram de cualquier cuenta que te haga sentir mal contigo misma y quédate solo con el contenido que te motiva y que te ayuda a construir una relación más sana con tu cuerpo.

MUJER HIT

Ale Krebs

@fit.fiu

115 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo