SÉ LA DUEÑA DE TU TIEMPO

Al fin con tiempo libre para hacer todo lo que quieras, y entonces… ¿Qué te detiene?

  • “No tengo nadie que me acompañe, todos andan full”

Y es ahí entonces donde tenemos dos opciones, la primera, de conformarnos y postergar tal panorama o actividad que teníamos en mente para cuando los demás tengan tiempo. O tomar la segunda opción y empezar a gozar de nuestra propia compañía.

Si decidiste por la primera opción, bueno quédate esperando nomás. Pero si quieres ser tú la dueña de tu tiempo y de tus acciones, vamos por la segunda.

Muchas veces nos olvidamos, que nosotros también somos alguien y que nuestra compañía es a veces todo lo que necesitamos. Si aprendemos a disfrutar de nosotras mismas, nadie nos podrá detener ante ningún panorama.

Es así como te quiero invitar a disfrutar de ti misma, a veces nos ponemos muy dependientes de la falta de tiempo de los otros y dejamos que nuestro tiempo fluya sin importancia, haciendo que las horas pasen sin tener mayores cambios. Creo que debemos aprender a valorar lo que somos y lo que tenemos. Si tenemos salud, sentidos e ideas, entonces ¿Por qué no disfrutar todo eso? ¿Qué mejor que ir a dar una vuelta al parque?, ya sea caminando, trotando o en bicicleta. Disfrutar del aire libre y del calor, si es que está soleado, o también disfrutar de un rico viento helado si el día está nublado.

También que satisfactorio esa sensación de tener tiempo libre, e ir a tomarnos un helado, o ir al cine, también merecemos darnos gustos a nosotras mismas y no solo cuando estamos en compañía de otros. Aunque claro, también es fantástico cuando nos encontramos con un buen acompañante. Pero si no lo tenemos, no debemos por qué limitarnos a su falta de tiempo. Al encontrarnos con nosotras mismas, empezamos a conocernos mejor y nos damos cuenta qué panoramas disfrutamos más. Quizás comencemos a jugar un buen juego de cartas y nos quedemos hasta las tantas horas o prefiramos leernos un buen libro. Otros panoramas que quizás podemos experimentar son ir a clases de baile, comenzar a hacer un cuadro o cocinarnos algo y darle en el gusto a nuestro paladar. Si no sabemos cocinar, intentar. ¿Qué agradable cuando nos equivocamos a solas sin tener esa presión de que llegarán las visitas en cualquier momento, o no?

Otras actividades que puedes hacer por ti misma es ir a conocer tu ciudad, ir a exposiciones, eventos, ferias, hay tantos panoramas que están al alcance y solo debemos tomar iniciativa para llegar a ellos. El otro día una amiga me contó que le dieron el día libre y como estaban todos en “otra” fue sola al Sky Costanera a conocer Santiago desde otra perspectiva y después se fue a comer donuts. ¡Lo encontré genial, me dijo que lo disfrutó bastante!

No dejemos que la comodidad nos empiece a seducir y prefiramos quedarnos con un “después”, un “más rato” o simplemente “mañana”. De tal modo, los días de a poco comenzarán a ser iguales. Iguales con el de ayer y también con el de antes de ayer. Por lo que así seguramente también será igual al de mañana.

Así que, si no queremos tener días iguales a la larga, ¡a aprovechar de nuestra propia compañía!, no nos transformemos en personas aburridas que sólo despiertan cuando tenemos panoramas con terceros.

MUJER HIT

Laura Giuliano

Bloguera

"Si quieres un cambio, comienza hoy"

http://lauragiuliano.unsolo.click/

lauragiulianocorrea@gmail.com

107 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo