TRABAJAR CON UN PROPÓSITO MÁS ALLÁ DEL SUELDO

Acabo de ver un video que me dejó pensando: ¿qué le estamos enseñando a nuestros niños? ¿qué es lo que la sociedad exige y espera de nosotros? ¿qué es lo que estamos haciendo con los años de vida (pocos o muchos) que nos quedan? ¿en qué estamos usando las largas horas que pasamos en las oficinas y lugares de trabajo?

En el video, Joan Melé, fundador de la Banca Ética responde a estas preguntas. Hasta hoy, nuestra sociedad ha incentivado la competencia, el ser más inteligente, más exitoso que los demás. Así funcionamos desde que somos chicos; tienes que sacarte las mejores notas, entrar a tal carrera, ser el mejor de tu clase para luego tener un excelente trabajo en tal y tal empresa y ganar no sé cuánta plata.

Estas leyes también rigen en las empresas (incluso en el lenguaje usado en los negocios en el día a día a veces se usan expresiones basadas en las tácticas de guerra): Atacar al consumidor, capturar más participación de mercado, ser más competitivos, maximizar utilidades, crear necesidades, producir más, vender más, crecer, crecer…

Afortunadamente, cada vez hay más personas, especialmente entre las generaciones jóvenes, que se están cuestionando estos modelos. Y creo que hay que repensar, como Joan Melé dice en el video, lo que estamos enseñando en los colegios, en nuestras casas y en la universidad. Lo más importante no es ser el más inteligente, el mejor en matemáticas o castellano. Lo más importante es usar tus talentos para servir a los demás, preocupándote del que está al lado tuyo, de los más vulnerables y del planeta en el que vivimos. Hay profesiones que intrínsicamente implican servir; profesoras, enfermeras, psicológas. Pero, ¿qué pasa con todo el resto, los que trabajan en las empresas? Llegó la hora de repensar la manera en que hacemos negocios. Una empresa no debe ser sólo ser la mejor del mundo, sino para el mundo ¿te suenan las Empresas B?

Si, una empresa debe ganar plata, pero no a cualquier costo. No a costa de pagar sueldos injustos o contaminar el planeta.

Yo, como Ingeniera Comercial, me he cuestionado estos modelos. Y decidí, aunque para algunos sea ingenua, dedicar mi vida laboral no sólo a trabajar en una empresa para ganar plata, sino que a hacer el bien en la medida de lo posible a través de mi trabajo. Y me he sorprendido de la cantidad de personas, en su mayoría emprendedoras mujeres chilenas, que están buscando lo mismo, trabajar por un propósito más allá que el sólo recibir un sueldo a fin de mes. Creo que es otro el sentido que uno tiene al levantarse cada mañana. Y estoy convencida de que las empresas que no se preocupen de ser sustentables (social, medioambiental además de financieramente) no sobrevivirán, porque las exigencias de las personas (consumidores y trabajadores) están cambiando. Porque el mundo está cambiando.

Si quieres ver el video (“La dignidad humana, fundamento de la nueva economía”) completo (MUY recomendable) acá va el link. https://www.youtube.com/watch?v=1G2knMO9P_w

MUJER HIT

Camila Siles

@ser.sustentable

49 vistas0 comentarios