TRANSITO LENTO: ¿CÓMO MEJORARLO?

¿Se han fijado que cada vez existen más productos dirigidos a mujeres para evitar los “problemas” del tránsito lento? Desde yogurt hasta barras de cereales que casi funcionan con magia. Esto sucede porque está demostrado que somos nosotras quienes tendemos a sufrir más de esta condición de salud que muchas veces dificulta nuestra vida diaria, causando incluso molestias, como por ejemplo, hinchazón y dolores abdominales.

¿Serán necesario todos esos alimentos mágicos o pastillas para lograr revertir este problema? NO. La mayoría de las veces este problema de transito lento se puede mejorar siguiendo los consejos que a continuación veremos. Pero si no mejora, te aconsejo agendar una visita a tu médico para descartar otras posibles situaciones que puedan estar causando este problema.

  1. 1) Aumenta el consumo de fibra

Sé que suena a chiste repetido, pero si te fijas bien en tu alimentación diaria ¿Cuántos alimentos ricos en fibra estas consumiendo? Sabemos que debemos consumir más alimentos vegetales, pero no lo hacemos. Comer frutas y verduras todos los días, buscar las opciones integrales, consumir legumbres y semillas, entre otros alimentos, es fundamental para tener una buena salud intestinal.

  1. 2) Beber agua constantemente

El agua es fundamental para favorecer la motilidad intestinal y de esta forma mejorar tu tránsito. Y con esto no me refiero a jugos y bebidas, si no que al agua y sus derivados: aguas saborizadas (en casa), té, infusiones, sopas, etc.

  1. 3) Mueve tu cuerpo para mover tus intestinos

Está demostrado que realizar actividad física diariamente ayuda a mejorar la motilidad intestinal y con esto favorecer el tránsito. ¿Y si no tienes tiempo? Intenta por ultimo darle más prioridad a caminar y moverte antes que estar sentada. Prefiere las escaleras al ascensor, bájate antes y camina un poco. Los pequeños cambios son los mejores.

  1. 4) Evitar el consumo excesivo de alimentos de origen animal

No me refiero a no consumir estos productos, pero el consumo en exceso de carnes y quesos puede provocar estitiquez en algunas personas producto de su casi nulo nivel de fibra, que si no es acompañado de alimentos más integrales, puede provocar transito lento, especialmente en personas con tendencia a esto. Recuerda que todo exceso es malo.

  1. 5) Ordenar tus horarios de baño

Al igual que necesitamos horarios para dormir o comer, un hábito saludable es establecer una rutina de baño. Este será un tiempo para ti y tus necesidades personales. Dedicar unos minutos de tu día a esto le ayudara a tu cuerpo a regular su movimiento interno y terminara generando una costumbre que se mantendrá en el tiempo.

MUJER HIT

Francisca Reinking

Medina – Nutricionista

I: @comidasinculpas

Fanpage: Comida Sin Culpas

36 vistas0 comentarios