TRASTORNOS ALIMENTICIOS: CUANDO EL FITNESS NOS LLEVA A LA OBSESIÓN

Decidí hablar de este tema no porque lo haya vivido, pero porque he estado al borde, porque me he sentido vulnerable y me he dado cuenta de que a muchas personas les ha pasado lo mismo. Los trastornos alimenticios no han dejado de ocurrir, pero si hay más espacios y menos miedo a conversarlos. Lo complicado de los desórdenes de este tipo en el fitness, es que el margen entre lo saludable y lo dañino se vuelve confuso y no sabemos cuando estamos cruzando el límite, considerando además la cantidad de información a la que estamos expuestos y donde los alimentos son demonizados de un día para otro.