HAZ MÁS EFICIENTE TU RUTINA DE CUIDADOS DE LA PIEL

Como doctora dedicando el 100% de mi práctica a la Medicina Estética, la pregunta de rigor de todos mis pacientes es qué rutina de cuidados para la piel deben seguir, aquí les cuento qué deben tener en cuenta al momento de elegir sus tratamientos.

El mundo del skin care es extenso y a veces la oferta de productos puede ser abrumadora,

invertiste recién en una crema y una amiga te dice que TIENES que usar el nuevo serum del que estaban hablando en su oficina? No eres la única.

Aquí van algunas claves para orientarte:

1) Las apariencias (a veces) engañan: suena paradojal, no? Que un producto sea caro, tenga un envase de diseño y se sienta bien al probarlo (generalmente en la mano…) no es sinónimo de que será efectivo, lo que puedes dar por seguro es que han invertido una gran cantidad de dinero en marketing, lo que probablemente se verá reflejado en el precio. Investiga tu producto, a veces las propiedades o efectos que la publicidad le atribuye no es información 100% fiable. También puedes preguntar a tu doctor si existe evidencia científica que demuestre los efectos que dice realizar. Lo ideal son estudios en que participe un gran número de pacientes y que sean independientes, eso disminuye el sesgo y genera evidencia de mejor nivel.

2) El apuro no conduce a nada…uno de los efectos más buscados en las cremas antienvejecimiento, por ejemplo, es la producción de colágeno y elastina, como te imaginaras esto no ocurre de la noche a la mañana. Generalmente los efectos inmediatos de los cosméticos, como darle brillo a la piel, se van cuando nos lavamos la cara. Debes buscar tratamientos que generen cambios en la estructura de la piel, no sólo en su apariencia (idealmente ambos, sobre todo si es un producto que se usa de día). Con respecto a los productos de tratamiento. le digo a mis pacientes que es más importante como sienten la piel cuando se retiran el producto, no cuando lo aplican.

3) Copia los buenos hábitos, usar factor de protección solar todos los días, retirar el maquillaje, no manipular (apretar) lesiones de acné son todos hábitos que es bueno copiar, pero ojo con la exfoliación muy exagerada que podría dañar pieles sensibles o exacerbar el acné. Las rutinas y productos específicos que uses van a depender de tu tipo de piel, enfermedades de la piel, actividades que realices, lugar donde vives, exposición a contaminantes o aire acondicionado, por ejemplo.

4) Si el río suena… si llevas mucho tiempo con acné, rojeces en tu cara o esa mancha maldita que no se va con nada y ya has gastado tiempo y dinero en eso, tal vez es hora de consultar con tu doctor si existe algún tratamiento de prescripción médica. Por ejemplo, en el caso del acné este se trata con cremas que necesitan receta, pero existen múltiples alternativas sin receta, los resultados no son los mismos y eso puede llevar a que te desanimes porque crees que lo has probado todo y el problema sigue ahí, pero no has tenido ningún tratamiento todavía! Tal vez sólo has estado utilizando productos cosméticos adecuados para pieles acneicas, pero ningún medicamento.

MUJER HIT

Dra. María Francisca Errázuriz

Instagram

Médico Cirujano Pontificia Universidad Católica de Chile

Diplomado Universitario Medicina Estética y Antiaging

130 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo