UNA BUENA MANERA DE VIVIR TU EMBARAZO

Cuando esperas a tu primer hijo surgen muchas emociones: alegría, miedo, entusiasmo, ansiedad, amor, incertidumbre, entre tantas más! Pero sin duda un sentimiento en común entre la mayoría de las mujeres es el del desconocimiento... ¿Cómo es estar embarazada? ¿Qué se sentirá? ¿Qué debo hacer y qué no? ¿Cómo será el parto?

Millones de interrogantes que algunas mamás buscan resolver y otras simplemente se quedan en la duda.

El miedo al parto también es un sentimiento en común… Fantasías respecto a ese momento y por sobre todo expectativas.

También fui mamá primeriza y quiero transmitir mi experiencia; para mí la clave fue INFORMARME. Qué importante es saber lo que uno está viviendo, qué cambios se producen, cómo poder aportar, por qué se liberan ciertas hormonas, qué ocurre exactamente en el parto, por qué es importante el rol del padre, etc.

La información baja la ansiedad. Lo desconocido da miedo e incertidumbre entonces, ¿por qué no saber más sobre este proceso? Tenemos 9 meses de preparación y una buena manera de aprovecharlos y de vivirlos a concho es compartiendo experiencias, leyendo, y descubriendo este nuevo mundo. Personalmente, así también me sentí más libre. Con información pude empoderarme, confiar en mis capacidades y hacer que mi marido también confiara más en mí. Que él conociera todo lo que ocurriría, lo conectaba aún más con mi embarazo, haciendo que la experiencia fuera aún más especial como pareja y familia.

Personalmente puedo decirles que no me gustan para nada las clínicas, las jeringas, los doctores, la sangre, el dolor, etc. Y pensar en el parto era simplemente ponerle “play” en mi cabeza a todos los nervios y miedos habidos por haber, pues todo era sinónimo de eso.

Desde ahí que tuve la motivación de informarme. El parto no podía ser solo epidural, pujar y sangre. Y gracias a esa decisión pude descubrir un mundo fascinante y realmente maravilloso.

Tomé cursos de preparación al parto, charlas en donde pude darme cuenta de la etapa increíble que estaba viviendo y cómo podría disfrutar más que nunca de todos estos cambios físicos, hormonales, y de vida que se venían. Así fui cada vez calmando más mi ansiedad hasta sentirme complemente cómoda al hablar de todos los términos clínicos que en un comienzo me producían nervio. Incluso surgió en mí el interés por el parto natural y me preparé para ello (antes jamás pensado).

Hoy vivimos un momento en donde felizmente la mujer se está empoderando cada vez más de ese momento único y especial. Ahora la mujer no solo acata las instrucciones del doctor sino que también pregunta y se cuestiona. Eso es tener en claro que los protagonistas en el momento del parto son la madre, el padre y el niño por nacer. El doctor claramente es importante, lógico, pero uno al tener información, puede elegir con fundamentos al doctor indicado, aquel que comparte contigo la forma de ver y vivir ese momento que te marcará por el resto de tu vida. Es muy importante que confíes en tu doctor y que él sepa qué es para ti importante, ideal es que escribas tu plan de parto y lo converses con él; ¿Cómo te gustaría que fuera esa experiencia? ¿Qué cosas te gustaría evitar? Así, por medio de un acuerdo entre tú y él, podrán hacer que el parto sea como más te gustaría que fuera.

Obviamente en el proceso pueden ocurrir urgencias y es ahí cuando tú debes confiar en tu doctor y en las decisiones que él deba tomar para poder cuidar tu vida y la de tu hijo, por eso también es importante cuidar las expectativas, porque a veces no todo resulta como uno quiere, pero por lo menos te quedas con la tranquilidad de que pusiste todo de tu parte.

Si alguna está interesada en tomar charlas, tengo un dato buenísimo que vía email se los puedo mandar.

Pero otro gran acierto que tuve fue instalarme en una librería y sacar todos los libros relacionados a embarazo y lactancia, y pasar horas eligiendo “el indicado”, y ahí di en el clavo. Descubrí dos libros que hoy en día se los recomiendo a todas mis amigas que esperan guagua y que todas me lo agradecen. Dos libros que fueron fundamentales para mí:

-“Un regalo para toda la vida “del pediatra Carlos González. GRAN libro. Para no soltarlo… la biblia de la lactancia y todo acerca de las guaguas, sus primeros días, dientes, sueño, comida, enfermedades, alergias, horarios, de todo!… Impresionante cómo cada pregunta, la más insólita o rebuscada que te surja, está completamente respondida por este doctor. Obvio, que después de descubrir este libro fui sabiendo más de este pediatra y en youtube está lleno de conferencias y charlas que ha hecho por varios lugares del mundo. Un seco, claro y muy asertivo, y que habla de muchos temas muy interesantes.

-“Parir sin estrés, según el método Bonapace” de Julie Bonapace. Un libro que habla de una técnica de preparación al parto, orientada a la pareja, comprobada científicamente y basado en principios de la neurofisiología del dolor. Te entrega muchos conocimientos de posturas, respiración, relajación, masajes, preparación psicológica, etc. Con el fin de permitirte vivir con armonía tanto el embarazo como el parto en sí mismo.

Estos son los consejos que puedo compartir con ustedes. Con todas esas mamás primerizas con ganas de vivir conscientemente esta linda etapa de la vida, y también para aquellas mamás no primerizas que quieren vivir una experiencia diferente a sus partos anteriores.

Como les comenté, creo que es importante compartir experiencias, hablar y conocer. A mí me sirvió y espero que a más de alguna de ustedes también.

COLABORADOR HIT

Magdalena Izquierdo H.

Educadora de párvulos

Instructora de yoga adultos, niños y adolescentes

Fundadora de GLÜCK juegos+café

maneizquierdo@gmail.com

@ninosfelicesmamasfelices

145 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo